Cómo fomentar la independencia de los niños

Por Amairani Hernandez/Caló

Criar a niños pequeños cuando están en su etapa de “¡Yo lo puedo hacer solo!”, puede llegar a ser algo a la vez complicado y divertido. Cuando cumplen dos años, los niños ya caminan, hablan, corren, ríen, bailan. Y también ayudan. Cada día adquieren nuevas experiencias de vida y cada día desarrollan más y de forma natural su independencia.

Durante sus primeros años de vida la mayoría de los pequeños dependen muchísimo de nosotros, los padres. Pero en cierto momento quieren demostrar su independencia y autosuficiencia. Lo último que quieren es que un padre o un cuidador haga algo por ellos, incluso tratar de hacer eso les causa una frustración.

Hablé con la Dra. Gloria Monsalve, médica de familia bilingüe y defensora de los pacientes en el Valle de San Fernando. Recibió su título de médico de la Facultad de Medicina de la Universidad Industrial de Santander en Colombia y ha ejercido su profesión durante más de 15 años, ayudando a personas de comunidades de bajos ingresos, específicamente dentro de la comunidad latina. Le expresé algunas de mis preocupaciones sobre este tema. Ella me ayudó a recorrerlo, indagarlo y navegarlo. 

El desarrollo del comportamiento independiente en los niños pequeños suele ocurrir entre los dos y tres años, dice Monsalve. “Empiezan a mostrar signos de que ya no necesitan a mamá cerca y que ya tienen la capacidad de empezar a hacer cosas por sí mismos”.

Mi hijo Levi, que cumplió dos años el mes pasado, ha demostrado un comportamiento independiente. Solía necesitar mi ayuda para subir y bajar escaleras. Antes se aferraba a la barandilla o a mi mano. Ahora, ya no necesita mi ayuda. En absoluto. Es un sentimiento agridulce para cualquier padre.

Ejemplos de su independencia

Algunos otros ejemplos de su creciente independencia son los siguientes:

  • Caminar
  • Ponerse y quitarse los calcetines
  • Ponerse y quitarse los zapatos
  • Comer solo
  • Sentarse en una silla
  • Abrir una puerta
  • Limpiar después hacer algo y alrededor de la casa.

Otro gran ejemplo de su creciente independencia, dice Monsalve, es cuando el padre quiere hacer algo por su hijo y el niño se resiste: “No, no, no, no”. Otra manera de mostrar independencia es cuando los pequeños pintan las paredes con crayones o marcadores.

Como madre primeriza, aprendí que es importante brindarles a nuestros hijos la oportunidad de  mostrar que pueden ser independientes. Los niños pequeños a esta edad son como pequeñas esponjas que pueden absorber y aprender todo lo que decimos o hacemos.

Siempre dejo que Levi se alimente solo, incluso si eso significa hacer un desastre. Como padre, a veces debes dejar de lado las cosas que tu hijo puede hacer por sí mismo.

Cuando el niño se siente independiente a esta edad, eso le genera confianza en sí mismo, dice Monsalve. “Hay estudios que demuestran que los niños pequeños que son independientes tendrán mejores resultados académicos. Porque eventualmente, cuando estén en preescolar o en el jardín de infantes, empezarán a hacer las cosas por sí mismos”.

A continuación se ofrecen consejos para padres primerizos sobre cómo gestionar la independencia de los niños pequeños:

Sé su espacio seguro

El primer paso para apoyar la independencia de su niño pequeño es amarlo y demostrarle que puede confiar en que usted siempre lo apoyará. Es crucial hacerlo a una edad temprana. Permita que el niño cometa errores sin que eso signifique que se portó mal.

Cría un pequeño ayudante

La etapa de independencia del niño pequeño puede jugar a tu favor. El deseo de los niños pequeños de demostrar que son capaces de hacer algo (aunque no lo sean) presenta una oportunidad para criar ayudantes. A mi hijo Levi le gusta guardar sus juguetes en su lugar. También le gusta ayudar poniendo la ropa sucia en el cesto de la ropa sucia o incluso limpiando después de que se le cae agua al suelo. Mi tarea de limpieza favorita con él es cuando ayuda con la ropa. Pone toda la ropa en la lavadora y también la mete en la secadora. Todas estas tareas pueden requerir mucha paciencia, pero todo estará bien. Cada vez que su niño pequeño termina una tarea, constituye un impulso de confianza y autoestima y un sentimiento gratificante como padre.

Cada vez que mi hijo Levi termina de comer, pone su plato en el fregadero. Foto de Amairani Hernandez para CALÓ NEWS. Foto de Amairani Hernandez para CALÓ NEWS.

Déjalo elegir

En esta etapa de la niñez, puede resultar tentador que usted elija una ropa para su hijo y le obligue a ponérsela. Pero a medida que la independencia de los niños vaya creciendo, es posible que quieran comenzar a elegir por sí mismos lo que quieren vestir. Algunas señales a tener en cuenta son cuando el niño señala algo con el dedo o cuando dice “eso”. Aunque todavía son pequeños, empiezan a desarrollar un mayor sentido de sí mismos y su personalidad empieza a evolucionar. Ofréceles opciones.

Compromiso

Interactuar con tu hijo también es una parte muy importante en el desarrollo de su independencia en esta etapa. Algunas de esas interacciones pueden ser que su hijo le ayude en la cocina o que estén bailando en el auto. Al construir experiencias y risas juntos también se construirá esa base de confianza.

Con la edad, viene una mayor responsabilidad, independencia y confianza en uno mismo. Cada año, verá que su hijo querrá hacer más por sí solo. A medida que sigan creciendo, también serán más conscientes de sus propias limitaciones. Con su creciente independencia, sus actividades en el futuro incluirán la preparación de simples meriendas, hacer amigos e ir a la escuela. Sé que hay mucho que asimilar, pero esta etapa sucederá pase lo que pase. Esos pegajosos niños de dos años se convertirán en preescolares descarados antes de que te des cuenta.

Si hay algo en lo que pueda ayudar a las madres y padres jóvenes, no dude en comunicarse conmigo en amairani@latinomedia.org. Sigue mi columna en inglés Mami & Me aquí.

Print Friendly, PDF & Email

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *