Brown firma la ley para dar licencias de manejo a indocumentados

"Los indocumentados no están más en las sombras en California", dijo Brown. Foto: outsidethebeltway.com
“Los indocumentados no están más en las sombras en California”, dijo Brown. Foto: outsidethebeltway.com

Redacción de Latinocalifornia.com

Se trató, sin duda, de un evento histórico. Bajo la mirada plena de satisfacción de cientos de trabajadores indocumentados y defensores de los inmigrantes, el gobernador Jerry Brown convirtió en ley la medida  AB 60 que dará licencias de manejo a los indocumentados de California.

La nueva ley, por la que se había luchado durante 15 años, entrará en efecto en enero de 2015. Pero Brown podría autorizar que esa fecha se adelantara, dada la tremenda presión que hay para que entre en vigor cuanto antes.

Al firmar la ley, el gobernador dijo que, gracias a ella, de ahora en adelante la gente podrá adquirir un vehículo “sin temor a que los hombres y mujeres [del Departamento de Policía] de Charlie Beck se lo lleven”.

La ceremonia atrajo la atención no sólo del país sino de otras naciones como México de donde proceden millones de indocumentados que viven en Estados Unidos.

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, quien fue el anfitrión de la ceremonia, destacó la importancia del evento al indicar que esto es hacer historia.

La lista de políticos y funcionarios presentes durante la firma de la nueva ley fue inmensa e incluyó incluso a representantes del clero, como el arzobispo de Los Ángeles, José Gómez. Éste dijo que las licencias para los inmigrantes irregulares “mejorarán la seguridad de las autopistas y calles al requerir que todos los conductores, al margen de su estatus legal, pasen un examen de manejo y adquieran un seguro de auto”.

En la ceremonia también estuvo presente el concejal Gil Cedillo, quien presentó  de manera infructuosa la medida para que se otorgaran estas licencias en nueve ocasiones. Con una ligera sonrisa, el demócrata dijo “¿qué puedes decir después de 20 años de lucha?”.

Inicialmente, la nueva ley había despertado cierta resistencia porque las licencias para los indocumentados contarán con una marca especial que las diferenciará de las que tienen los residentes legales, lo cual impedirá que se utilicen para otros fines como identificación oficial o para votar.

Sin embargo, después de algunas negociaciones en las que participaron el asambleísta Luis Alejo, autor de la medida, y otros legisladores como el senador estatal Kevin de León, se decidió aprobarla y pasarla al escritorio de Brown.

Durante su intervención, el gobernador contrastó el panorama político que predomina en Sacramento, donde se han pasado muchas leyes favorables a los inmigrantes, con el de Washington, donde las luchas partidistas por la ley de Obamacare han paralizado al gobierno.

“Este es solo un primer paso”, afirmó Brown al referirse a las licencias. “Cuando un millón de personas sin documentos están manejando legalmente en el estado de California, el resto de este país tiene que tomar nota”.

Y agregó:

“Los indocumentados no están más en las sombras.  Están vivos y son bien respetados en el estado de California”

La  AB 60 también afectará la Orden Especial 7, una política del Departamento de Policía de Los Ángeles que flexibilizó las multas para los vehículos  decomisados a conductores indocumentados. La ciudad apeló a un juez de la Corte Superior señalando que esa política entra en conflicto con la ley estatal. Beck canceló la política la semana pasada para cumplir con una orden de la corte, pero los abogados de la ciudad esperan que se restablezca.

Por otra parte, las autoridades mexicanas también reaccionaron a la firma de la ley AB60. En un comunicado, el  embajador de México en Estados Unidos, Eduardo Medina Mora, declaró lo siguiente:

“El gobierno de México reconoce la trascendencia de la firma de la ley AB60, “Licencias de Manejo para Inmigrantes”, por parte del gobernador de California Edmund G. Brown. Esta iniciativa permitirá la expedición de licencias de conducir a todos los migrantes que residen en ese estado y mejorará la seguridad vial y pública al proveer de identificaciones a un mayor número de personas. Esta ley cuenta con el apoyo de una amplia gama de actores de la sociedad en California y crea las condiciones para que los migrantes contribuyan aún más al desarrollo social y económico estatal, al tiempo que facilita la integración a las comunidades donde viven. La red consular de México en California asistirá y mantendrá informados a los mexicanos respecto de la instrumentación de la ley.

 

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *