Oregon: todos somos cómplices

Martha Sáenz.
Martha Sáenz.

De nueva cuenta en Estados Unidos se ha presentado un caso escalofriante en Oregon, donde un joven atacante mató al menos a nueve personas y lesionó a otras 20, en su mayoría estudiantes.

Como humanos no deja de sorprendernos que tan solo en este año varias escuelas hayan sido atacadas por los mismos alumnos con resultados fatales de inocentes jóvenes y niños.

Aquí, reproducir la noticia de nuevo sale sobrando. En este momento todos los medios nos han enterado con lujo de detalles del lamentable suceso.

Lo que si hay que cuestionar es: ¿Qué está sucediendo en nuestra sociedad que se está volviendo repetitivo tan reprobable suceso? ¿Qué están haciendo las autoridades para evitar y, sobre todo, para prevenir que no vuelva a ocurrir? ¿Qué acciones y leyes se están modificando para evitar que se utilicen armas como si fueran juguetes?

Echar culpas a otros no nos aligera la responsabilidad como adultos de lo que está sucediendo. Nos lamentamos, lo reprobamos, lo juzgamos pero nos cruzamos de brazos.

Cada joven agresor proviene de una familia con parientes, amigos, y maestros. ¿Por qué seremos tan ciegos o pretendemos serlo para no detectar cuando un muchacho no está bien de sus facultades mentales y está sufriendo una crisis emocional? ¿Qué sucede con las tiendas donde se venden las armas? ¿Saben quiénes las compran? ¿Se enteran si están capacitados y entrenados para su uso? ¿Llevan algún registro para saber en que se van a utilizar? ¿Encontrar al responsable les aligera la responsabilidad? ¿Y los padres? ¿Estaban enterados de la violencia de su hijo? ¿Habían recurrido a internamiento psiquiátrico? ¿Sabían que su hijo era una persona de alto riesgo? Y acerca de los maestros y doctores: ¿Realmente no detectaron alguna señal de peligrosidad en el asesino?

Esas y mil preguntas pasan por mi mente, pero lo más perturbador es lo que pronunció el presidente Barack Obama:

“Esto ya se ha convertido en rutina de alguna manera. (…) Mi respuesta aquí, en este podio, termina siendo rutina (…) Nos hemos vuelto insensibles a esto”, lamentó el mandatario.

Y para nosotros los ciudadanos: ¿Lo estaremos viendo como algo rutinario?

Martha Saenz

Life Coach e Hipnoterapeuta

www.marthasaenz.com

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *