Los siete errores más comunes de los nuevos emprendedores

Raúl Rodríguez.
Raúl Rodríguez.

La mayoría de los negocios exitosos empezaron desde abajo.  En su momento fueron “negocitos.”  Es común que, como todo nuevo empresario, cometas errores por desconocer ciertas necesidades de un negocio nuevo.  Con tantas decisiones y tareas que tienes que realizar al principio, es casi imposible no equivocarte. La clave aquí es que tus errores caigan dentro de la normalidad y no cometas una equivocación que te aniquile totalmente.  Lo demás, lo aprenderás en el camino.

A continuación presento los principales errores de un emprendedor nuevo.

 1. Pensar que empezarás a ganar dinero desde el primer día.  Este es uno de los errores más comunes y decepcionantes para el nuevo empresario.  Ganar dinero desde el principio es casi imposible.  Sabemos que pasarán por lo menos seis meses antes de generar ganancias.  No es fácil darte a conocer.  Los clientes tomarán su tiempo para  probar tus productos o servicios.

2. Mala planificación del dinero al inicio.  Muchos emprendedores nuevos cometen este error.  Hacen presupuestos para empezar basados sólo en ideas vagas de costos y gastos generales.  Se les olvida incluir los gastos que están escondidos.  Tales como: retrasos de construcción, sobrecargos de contratistas, y la baja productividad al principio del negocio. La falta de capital te puede “sacar de la jugada en un instante”.

3. Tratar de complacer a todos.  Por más tentador que esto sea, no te conviertas en un “todólogo”.  No trates, (ni puedes) de complacer a todos.  Si intentas darle a todo mundo lo que todo mundo quiere, al final del día, tendrás clientes confundidos, no tendrás especialidad, tu negocio será muy complicado y, de paso, te quedarás sin identidad.  La gente siempre recuerda al especialista, no al “todólogo”.  Los mejores tacos.  El mejor café.  El agente confiable.  La mejor comida cubana.  ¿Tú cómo quieres que recuerden a tu negocio?

4. No poner atención en la mercadotecnia.  Aunque tengas el mejor producto o servicio del mundo, si nadie lo sabe, de nada te sirve.  Por otra parte, si ofreces un producto relativamente bueno, y todo el mundo lo conoce, te irá muy bien.  El motor de tu negocio es la mercadotecnia.  Debes ponerle atención, dedicarle tiempo y darle su afinación.  Sin este motor, tu negocio está destinado a grandes truncamientos.

5. Hacer una gran inauguración sin estar listo.  Hay dos estrategias comunes para el gran día de la inauguración.  La caliente y la tibia.  La caliente es cuando haces tu gran apertura el mismo día que abres tu negocio.  Si no estás listo y tienes deficiencias, toda la gente que logres convocar se enterará de ello.  Por otro lado, tenemos la tibia.  Es cuando abres tu negocio antes de la inauguración y lo operas sin darte mucho a conocer.  Aprendes y mejoras. Ya una vez preparado. ¡Bang!  La gran apertura.  Entonces toda esa gente que convoques verá que estás preparado y con gusto te recordará.

6. El dueño actúa como empleado.  Es casi un requisito que al principio, el dueño tiene que participar en la operación del negocio.  Quizás tendrás que limpiar mesas, ser cajero, chofer, etc.  Esto no tiene nada de malo.  Lo malo está en que te quedes ahí.  En que te conviertas en un empleado más.  Esto sucede casi sin que te des cuenta.  El negocio te absorbe y teconsume.  El empleado debe dedicarse principalmente a la operación.  El dueño debe dedicarse más a lo estratégico.

7. No apoyarte en profesionales.  Muchos empresarios nuevos quieren hacer todo ellos mismos.  No se apoyan en los que ya recorrieron ciertos caminos.  Creen, erróneamente, que ellos mismos tienen que solucionar todas sus necesidades.  No es así.  Hay gente que se especializa en ciertas áreas, que pueden ser muy útiles y ahorrarte mucho tiempo y dinero.  Por ejemplo, un diseñador, un contador, o un asesor de negocios.  Sorprendentemente, muchos de estos profesionales no son caros.

Ahora no hay más excusas válidas.  Ya sabes qué errores no debes cometer con tu negocio.  Con esta guía estás un paso más cerca del éxito que antes.  Con esto dicho, sinceramente te deseo mucho éxito en tu negocio.  Hagas lo que hagas, trata de hacerlo bien.

–Raúl F. Rodríguez

Fundador de AprendeNegocios.com

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *