¿Cómo decir “eso” tan difícil, pero sin ocasionar una pelea?

Por Carlos Rubén Pérez*

A continuación, vamos a conocer e incorporar una de las técnicas más eficientes con la cual se puede evitar la escalada cuando las frustraciones aparecen en una discusión. Esta técnica, adaptada y generada en el New México Center for Dispute Resolution, resulta tremendamente efectiva y puede ser usada en diferentes situaciones indistintamente. Tiene la particularidad de humanizarnos, tanto a quien la emite como a quien la percibe. Podemos decir “eso” tan difícil, que quizás sea el fósforo que encienda la mecha de la desavenencia, pero de una manera constructiva protegiendo la relación; de hecho, la fortalecemos. Esta herramienta tan útil se denomina “la técnica del mensaje yo”.

Vamos a ver un ejemplo concreto:

Una madre espera a su hija hasta las primeras horas de la jornada siguiente. La hija no se ha comunicado, ni previamente había informado donde se encontraría; seguramente se fue a bailar con algunos amigos o se entretuvo conversando. Esta situación se ha repetido varias veces, generando discordias anteriores.

Al recibirla, la madre contenciosa, y con el enojo a flor de piel, podría decir algo así: “eres una desconsiderada, irte sin avisar a tu madre, sin que te importe mi angustia”, “siempre haces lo mismo, eres una persona que sólo se interesa en sí misma, lo único que te interesa es pasarla bien”, “como tu madre, exijo que guardes ciertas reglas, no voy a tolerar otra situación similar”.

Podemos imaginar varias respuestas de la joven, quizás pida disculpas, por ventura se rebele, en realidad eso depende mucho de su temperamento. Pero de lo que sí podemos estar seguros es de que el conflicto quedará en estado de latencia y volverá a manifestarse de otro modo por el simple hecho de que en las palabras de la madre hubo culpabilidad, juicio, exigencias, críticas a la conducta de la hija, y es casi seguro que esta se haya sentido ofendida y poco querida generando resentimientos.

Con la técnica que vamos a conocer, la persona puede expresar lo que quiere con total libertad desplazando la ofensa y la queja, ya que se centra en una conducta específica, favorece ser escuchado y permite escuchar a la otra persona. En cambio, cuando estamos ofuscados por el enojo, por lo general, no estamos interesados en escuchar, y la escucha siempre tiende puentes con la otra persona porque la legitima.

La estructura de “la técnica del mensaje yo” es la siguiente:

Cuando pasa X, siento que Y, por lo tanto, me gustaría que Z.

Por ejemplo, según la fórmula del ejemplo anterior, la madre podría decir: “cuando no sé dónde estás a horas tan altas de la noche, siento mucho miedo a que te pase algo malo; entonces, realmente me gustaría que avisaras por lo menos dónde y con quien estás”.

Lo expresado anteriormente puede sintetizarse con la siguiente fórmula:

X: describe el hecho.

Y: expresa emociones.

Z: expresa un pedido, una conducta deseada.

De esta manera, podemos verbalizar la carga emocional de un modo que no resulte en un impacto de consecuencias negativas. Quiero resaltar que la crítica, el juicio, el menoscabo, la culpabilidad, difícilmente puedan lograr buenas actitudes de las otras personas. En cambio, con esta fórmula se dice lo que se tiene que decir, sin ofensas porque se centra en las emociones y las necesidades de quien la emite.

Si la relación está caldeada desde mucho tiempo atrás, no lograremos ver grandes cambios, al principio por lo menos. No obstante, poco tiempo después, nos maravillaremos de las mudanzas en las actitudes, en nosotros y en los otros. Esta fórmula es tremendamente sanadora y abre posibilidades al diálogo.

Nuevamente, quiero invitar a los lectores de LatinoCalifornia que tengan algunas consultas que puedan comunicarse a través del número telefónico que se encuentra más abajo. Hasta la próxima entrega la semana que viene.

 

*Carlos Rubén Pérez

Licenciado en Resolución de Conflictos y Mediación por la Universidad Nacional de Tres de Febrero.

Profesor de Filosofía por el Instituto Superior Goya.

Certificado en Coach por la Universidad Tecnológica Nacional de Buenos Aires.

Docente. Escritor. Comunicador. Conferencista internacional. Embajador Cultural Asorbaex de España.

Contacto para asesoramientos, consultas y mentorías: whatsApps +54 9 3777 643927

 

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *