Peña Nieto desea estrechar nexos con España

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy (izq.), recibe al presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, y a su espos Angélica Rivero en el Palacio de la Moncloa, en Madrid. Foto: EFE

Madrid (EFE).- El presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, expresó en Madrid su deseo de “reforzar los lazos históricos” con España, e incrementar una cooperación económica y comercial entre ambos países que les proporcionará “grandes beneficios”.

Dentro de la gira que está realizando por varios países europeos, Peña Nieto, que asumirá su cargo el próximo 1 de diciembre, visitó España, donde se entrevistó con el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, y fue recibido por el rey Juan Carlos I.

“España es nuestro segundo socio comercial más importante en la Unión Europea, y el primer país inversionista con más de 45,000 millones de dólares, pero esta relación tiene aún mucho que dar para beneficio de ambos pueblos”, dijo.

Por ello, en un encuentro con empresarios españoles explicó las principales líneas de acción de su próximo gobierno, “consciente de la condición óptima que tiene México en estos momentos para ser competitivo frente a la región y a otros países”.

Peña Nieto aseguró que seguirá trabajando en una economía de libre mercado, pero haciendo “más énfasis en el carácter social”.

Subrayó que su país posee una mano de obra calificada y que cuenta con una población joven “que puede participar en la acción productiva”, para lo que se deben desarrollar espacios para la inserción.

Recordó la localización estratégica de México, cerca de América de Norte, así como los acuerdos de libre comercio que su país posee con más de 44 naciones, entre los que destacó los integrantes de la Unión Europea (UE).

Igualmente, expresó el interés de su próximo gobierno por “extender y ampliar” la presencia en la región y “consolidar los mecanismos de acuerdos comerciales”, especialmente en la Alianza Pacífico suscrita con Colombia, Perú y Chile, que ayudará a ampliar la relación comercial con Asia y otros futuros países miembros.

Peña Nieto redundó en la importancia de incrementar la cooperación comercial bilateral en el encuentro que mantuvo con Mariano Rajoy, a quien le transmitió su confianza en una pronta salida de España de la crisis económica.

En rueda de prensa tras la reunión, aseguró que “va a continuar con las gestiones iniciadas con Pemex” por los astilleros gallegos para la construcción de dos hoteles flotantes en las rías de Ferrol y Vigo, tal y como le confirmó al presidente del gobierno español.

Dichos acuerdos “traerán beneficios mutuos”, aseguró Peña Nieto, que incidió en que los acuerdos con España en materia energética son uno de los tantos temas que puede haber en la agenda de cooperación bilateral.

“Existe una relación que data de hace ya varios años entre Repsol y Pemex, y creo que hay un espacio y una oportunidad para que esa relación genere beneficios para impulsar en México un mayor desarrollo de nuestra capacidad energética”, afirmó al ser preguntado si el sector energético ocuparía un lugar destacado en el reforzamiento de las relaciones con España.

El presidente electo mexicano quiere llevar a cabo una reforma energética que permita a su país ser más competitivo y “tener más participación privada con la empresa Petróleos Mexicanos”, aunque precisó que eso “no significa que Pemex se vaya a privatizar”.

Su gobierno, indicó, apostará por “impulsar el crecimiento económico como motor del desarrollo nacional” y especificó acciones para acelerarlo y “lograr que sea sostenible”, como la autonomía del Banco de México, el manejo responsable de las finanzas públicas y el fomento de la competencia económica en todos los ámbitos.

“Para ello crearemos organismos reguladores con más capacidad para combatir prácticas monopólicas, así como tribunales especializados en ello”, dijo.

Peña Nieto explicó también la necesidad de elevar el crédito en el país “y revisar con la banca los mecanismos que, dentro de la legislación, puedan incentivar el otorgamiento de ese mayor crédito”.

Anunció la puesta en marcha de un nuevo sistema de seguridad social universal, “que ofrezca unas condiciones mínimas para todos los mexicanos”.

En la agenda de gobierno del próximo mandatario mexicano está también trabajar para terminar con la inseguridad en el país, “un problema agravado en los últimos años, y un tema sensible y prioritario para nosotros”.

“Tendremos la necesidad de ajustar la estrategia que se ha seguido y lograr una mayor eficacia”, explicó Peña Nieto, que dijo centrarán sus esfuerzos en reducir la violencia, la tasa de homicidios y combatir las extorsiones.

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *