UFC regresa a Los Ángeles por la puerta grande

Brandon Vera, de San Diego, protagonizó una de las mejores peleas de la tarde. En la foto, Vera tiene a Mauricio Rúa contra las cuerdas, aunque al final, sucumbió ante los golpes de ex campeón (Foto de Agustín Durán/Latinocalifornia.com).

Los brasileños se llevan la cartelera en un espectáculo no apto para cardiacos

Después de tres años Ultimate Fighting Championship (UFC) o el deporte de las artes marciales mixtas, regresó a Los Ángeles  por la puerta grande y con una cartelera que incluyó a varios nombres latinos, incluyendo a Prado, Vera y Gómez, y deja una afición saciada de adrenalina pura.

El evento que tenía en su programación 10 peleas e inició desde a las 2 p.m., se convirtió en todo un día de fiesta para los angelinos seguidores de este gran deporte que llegaron desde temprano para ver como uno a uno de los boxeadores arriesgaba todo dentro del pentágono.

Brandon Vera en aprietos y a unos minutos de sucumbir ante la presión y golpes de Mauricio Rúa. (Foto de Agustín Durán/Latinocalifornia.com).

Y decimos que arriesga todo porque las artes marciales mixtas es un deporte donde prácticamente todo se vale, tanto el boxeo, carate, jiu-jitsu, lucha libre y todo tipo de habilidad que lleve a someter al contrincante de un golpe, o con una llave hasta que se rinda o no responda en forma consciente.

Y fue precisamente lo que le paso a Ryan Bader y Brandon Vera, quienes por unos minutos parecían haber  quedado inconscientes en la lona ante los golpes de los brasileños Lyoto Machida y Mauricio Rúa, respectivamente, dos ex campeones de peso medio.

Ulysses Gómez, hermano de Hércules Gómez, jugador de soccer del equipo mexicano Santos Laguna estaba inconsolable al final del combate. (Foto de Agustín Durán/Latinocalifornia.com).

Aunque estas dos peleas eran las estelares, la confrontación entre el brasileño Rúa (20-6) contra el mexicoamericano Vera (12-5) fue épica por la gran emoción que provocó que la afición desbordara adrenalina pura durante casi 20 minutos.

El Pentágono de UFC, el relativamente nuevo escenario, donde miles de aficionados asisten y desbordan adrenalina pura. (Foto de Agustín Durán/Latinocalifornia.com).

Ya que aunque Rúa parecía estar más completo y castigaba en una forma más efectiva a Vera, él oriundo de San Diego, no bajaba las manos y en cada ataque siempre tenía una respuesta que por momentos puso en aprietos al ex campeón.

Sin embargo, no fue hasta el cuarto round cuando Rúa recetó una hilvanada de golpes que prácticamente sembraron a Vera en el pentágono de donde ya no se pudo pararse hasta después de unos minutos.

La pelea que duraba cinco rounds de cinco minutos, mantuvo a casi los 17 mil aficionados que llegaron al Staples Center al filo de la butaca o de pie, ya que éstos aplaudían el esfuerzo y gran valor de ambos peleadores que parecían no rendirse hasta que uno de ellos quedara inconsciente.

Al final, ambos se retiraron con el gran aplauso de la afición, incluyendo Vera.

En la pelea semi estelar, Machida (18-3), de Salvador, Brasil, tuvo una contundente victoria sobre Ryan “Darth” Bader (15-3), de Tempe, Arizona, al noquearlo en el segundo asalto.

Cauteloso durante los dos asaltos que duró la pelea, Machida conectó un golpe fulminante al estrellar un derechazo en el mentón de Bader y el “Dragón”, como es conocido, soltó otro misil mientras su rival yacía en el suelo aparentemente sin protección y sin respuesta.  Fue él mismo Machida que decidió no seguir castigándolo.

Al final, Machida gritó: “The Dragón is back”.

El escenario es impresionante, la música, efectos de luz y sonido, imágenes y emoción de miles de aficionados que se contagian de la adrenalina desbordada por los gladiadores. (Foto de Agustín Durán/Latinocalifornia.com).

Ulysses Gómez (9-2-0) vs. John Moraga (10-1-0)

En uno de los combates más esperados por la afición latina e inmigrante, fue el de Ulysses Gómez, hermano de Hércules Gómez, jugador de soccer del equipo mexicano Santos Laguna; sin embargo, el sábado, no fue el día del mexicoamericano.

John Moraga, también debutante, derrotó a Gómez  por nocaut a los 3 minutos y 46 segundos del primer asalto, luego de ponerlo contra la reja y castigarlo con dos limpios codazos al rostro, suficientes para desplomar a al joven de 29 años, que estaba inconsolable al final de la pelea.

“Sé que no fue mi mejor pelea, pero aseguro que la próxima daré lo mejor de mí, para salir con el triunfo”, dijo Gómez, unos minutos después de la derrota.

Otras de los combates que no defraudaron fue el de Joe Lauzon (21-7), de East Bridgewater, Massachusetts, contra Jamie Varner (20-7-1, 2 NC) en una de las contiendas más apretadas y emocionantes de la noche.

Por otro lado, Mike Swick (15-4), de San José, California, venció por nocaut en dos rounds a DaMarques Johnson (18-11), de Salt Lake City.  Este combate fue uno de los más emotivos y aplaudidos por la afición.

Para ver el resto de los resultados de los combates protagonizados en Los Ángeles visite: www.ufclatino.com

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.