La Roma de Woody Allen

Rosana Ubanell.-

Cuando Woody Allen profundiza en sus obsesiones y además interpreta un personaje sus películas se convierten en todo un placer como ocurre en su ultimo filme To Rome with love.

Aunque resulte complicado encontrar las producciones del galardonado director, guionista y actor Woody Allen en las cadenas de distribución comerciales de Estados Unidos, merece la pena el esfuerzo. Sentarse en la oscuridad de un pequeño cine para contemplar a este maestro oxigena el corazón.

Por qué Woody Allen es mucho más popular en Europa que en su propia patria es un gran misterio.

Quizás porque es demasiado neoyorkino, una ciudad tan diferente y extraña a la profunda América. Manhattan es como una mujer bella y altiva con su propio estilo, que crea tendencia. Todos quieren imitarla y la admiración de la impotencia pronto se convierte en malsana envidia.

De todas maneras, al director le importa bien poco lo que se diga o piense de él y de sus obras.

Woody Allen sigue viviendo en Manhattan, tecleando en su máquina de escribir un guión al año y tocando el clarinete con su banda una vez por semana en el mismo pub de toda la vida. Tampoco nunca se ha desplazado a Hollywood a recoger personalmente un Oscar.

De esa inigualable raíz neoyorkina a la que pertenece Woody Allen nace To Rome with Love, un paseo por la capital italiana a través de diversas historias de nativos y foráneos perfectamente enlazadas. El amor, sobre todo el primero, impreso para siempre en nuestras neuronas,  centra una de ellas. Ayuda el impecable elenco de primera categoría: Alec Baldwin, Ellen Page y Jesse Eisenberg.

La banalidad de la fama y la basura de la prensa del corazón en clave de humor protagonizan una de las líneas argumentales, a cargo del inconmensurable actor italiano Roberto Benigni. Una genialidad que llena el cine de carcajadas tan subidas de tono que hasta impiden escuchar los diálogos.

Penélope Cruz forma parte de la tercera historia en un papel de desenfadada prostituta que anima y mejora la vida sexual de un recién casado, poco ducho en las lides de cama. Su flamante esposa, con sus propias necesidades, se beneficiará con gran alegría de la recién adquirida experiencia de su marido.

Pelicula Roma de Woody Allen
Woody Allen con Penélope Cruz

Finalmente, la estrella: Woody Allen en el papel de un neurótico padre norteamericano que acude a Roma donde su hija se ha enamorado y desea casarse con un italiano que “parece ser comunista”.

Acompañado de su esposa psiquiatra, que arrincona con gran desparpajo sus manías, afronta  a sus consuegros, él propietario de una funeraria con muy buena voz en la ducha, y ella una mama italiana de gran carácter.

Alison Pill, una joven actriz de origen canadiense con un gran futuro por delante, protagoniza con gran acierto a la hija de Woody Allen.

Y todo ello con el extraordinario complemento del genial tenor Fabio Armiliato en el papel de consuegro transformado aquí en actor y tenor de ducha con una vena cómica apabullante.

En resumen una comedia genial y divertida que aporta un grado de frescura al tradicional Hollywood. Puro Woody Allen.

http://rosanaubanell.com/

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *