Escándalo de abusos y sexo obliga a renunciar al concejal de San Fernando

Mario Hernández (centro) durante la celebración del centenario de la ciudad de San Fernando. Maribel De la Torre y Brenda Esqueda aparecen por este orden a la izquierda de la imagen (Foto: YouTube / iamsanfernando)

Por Rubén Moreno

El concejal de San Fernando, Mario Hernández, renunció a su cargo ocho meses después de que confesó en público durante una sesión del cabildo que había tenido relaciones extramaritales con la concejal Maribel De la Torre, y luego de que ambos habían interpuesto una orden de restricción a principios de julio.

De esta manera se pone fin a uno de los interrogantes que habían estado sin respuesta durante los últimos días ya que la orden de restricción establece que no pueden estar a menos de 100 yardas de distancia y, por el contrario,  tenían que sentarse juntos en la mesa de plenos del concejo municipal.

La renuncia llega después de que varios residentes de San Fernando habían comenzado una campaña de destitución contra Hernández, De la Torre y la actual alcaldesa, Brenda Esqueda, quien es acusada de haber mantenido relaciones con un sargento de la policía.

“En el mejor interés para la ciudad de San Fernando y para el de mi familia, es con suma tristeza que he presentado mi renuncia al puesto de concejal”, escribió Hernández en un comunicado que fue dado a conocer por la municipalidad. “Ha sido un honor y un privilegio servir a la comunidad y a sus trabajadores”.

En el mismo comunicado, Hernández pidió disculpas a la comunidad “por los inconvenientes causados” por su “vida personal”.

“Nunca fue mi intención causar daño a nuestra ciudad. Aunque no dejé que esto afectara mi labor como representante electo, creo que a través de mi renuncia ayudará a reconciliar la ciudad”.

Quienes comenzaron la campaña de destitución continúan recogiendo firmas para fijar este punto en las boletas de las elecciones de noviembre, aunque esperan que tanto Esqueda como De la Torre sigan los pasos de Hernández y también presenten su renuncia de forma voluntaria.

No es la primera vez que los residentes de San Fernando, con una población aproximada de 23,000 personas, solicitan la renuncia de alguno de sus concejales. Hace tres años, dos ediles fueron también el blanco de atención por los votantes al alegar mala administración de la ciudad.

Sin embargo, el caso de Hernández ha acaparado la atención mediática ya que algunos residentes consideran que el caso se asemeja a un guión de novela.

En noviembre pasado, Hernández dijo durante una sesión mientras era alcalde que, efectivamente, los rumores eran ciertos y se había estado acostando con su colega. En aquella sesión estuvo presente la esposa del concejal, quien gritó que entre él y su marido no habían terminado, aclarándole a la edil que Hernández no estaba soltero.

Este episodio hizo recordar la relación extramarital que el alcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa, sostuvo con la periodista Mítrala Salinas y que le terminó costando el divorcio al mandatario angelino.

A principios de este mes, Hernández y De la Torre sostuvieron una discusión en la casa del concejal, cuando esta había acudido para recuperar un iPad que le había regalado por su cumpleaños. Es aquí donde difieren las versiones de ambos.

Mario Hernández alegó en una declaración jurada hecha a las autordidades que De la Torre lo empujó hasta el interior de la vivienda, lo abofeteó y llegó hasta su cuarto en busca del aparato.

La concejal dijo por su parte que fue Hernández quien la golpeó con la puerta en el hombro para luego empujarla hacia la cama y que, una vez se trató de levantar, la puso contra el piso de madera.

El resultado es que cada uno obtuvo una orden de restricción contra el otro.

El de los concejales no es el único escándalo en la ciudad de San Fernando. Dos jefes de policía fueron despedidos en el pasado, uno de ellos por haber mantenido relaciones con una cadete y otro por eliminar una multa de tráfico. El último en sumarse a esa lista fue el ahora exjefe Gil Carillo, quien fue despedido la semana pasada aparentemente por haber estado supervisando una investigación sobre De la Torre.

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *