IFE aprueba medidas contra coacción del voto en México

El próximo 1 de julio los mexicanos elegirán un nuevo presidente. Foto: EFE

México, D.F. (EFE).- El Instituto Federal Electoral (IFE) aprobó medidas para evitar la compra, coacción o inducción del voto durante las elecciones del 1 de julio, cuando serán renovados más de 2,000 cargos públicos, incluido el presidente mexicano.

En una larga sesión extraordinaria, el Consejo General del IFE acordó que será castigada cualquiera de estas conductas, así como la violación de la confidencialidad del voto mediante dispositivos electrónicos.

“El sufragio deberá ser libre, secreto, directo, personal e intransferible (…) El acuerdo nos propone difundir la prohibición de la coacción o compra de votos y que se desaliente esta práctica y –en caso de presentarse– los ciudadanos deberán denunciarla”, señala el documento avalado el jueves.

La autoridad electoral dejó en claro que deberán ser sancionados los ciudadanos, servidores públicos, funcionarios electorales, miembros de partidos o candidatos que incurran en estos delitos.

Uno de los puntos que generó mayor controversia en la sesión fue si los ciudadanos debían portar o no teléfonos móviles a la hora de sufragar, luego de que el candidato izquierdista, Andrés Manuel López Obrador, defendiera la necesidad de prohibirlos en la casilla para evitar la coacción del voto.

López Obrador, segundo en las encuestas, considera que dichos aparatos pueden ser utilizados para que los electores fotografíen la boleta y muestren así el sentido de su voto a cambio de cualquier tipo de beneficio.

Durante la sesión varios consejeros argumentaron que el IFE carece de facultades para prohibir a los votantes los teléfonos u otros dispositivos tecnológicos y que una medida de esa naturaleza incluso podría violar los derechos de los electores.

Sin embargo, el punto fue turnado a la Comisión de Organización y Capacitación Electoral para que decida si emite un exhorto o una orden a los funcionarios de casillas para que prohíban el uso de celulares o cámaras.

El consejero Alfredo Figueroa destacó que el acuerdo aprobado es “preventivo”, ya que busca inhibir la coacción del voto y, en caso de presentarse, promover su denuncia, mientras que Sergio García Ramírez destacó la necesidad de darle una “amplísima difusión”.

El Consejo también avaló la participación de 31,401 observadores y 510 visitantes extranjeros en los comicios del 1 de julio, cuya labor deberá ser imparcial.

El movimiento juvenil Yo soy 132 pidió por su parte al órgano electoral que le permita participar como observador durante la apertura de los paquetes electores y el escrutinio de los votos.

El colectivo ha llamado a los ciudadanos a denunciar irregularidades a través de las redes sociales durante los comicios y a tomar fotos de la lista con los resultados electorales de cada uno de los centros de voto para que sean cotejadas con las actas oficiales.

El candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, aseguró que “no caben las alusiones que algunos pretenden hacer de fraudes anticipados o de trampas en esta elección”.

Las declaraciones del favorito en las encuestas se producen un día después de que López Obrador asegurara que tiene indicios de que el PRI, que gobernó México desde 1929 –primero como Partido Nacional Revolucionario (PNR) y luego como Partido de la Revolución Mexicana (PRM)– hasta el 2000, ha puesto en marcha mecanismos para la compra de votos.

Unos 79.5 millones de mexicanos están convocados a las urnas el próximo 1 de julio para elegir a más de 2.000 cargos públicos, entre ellos al presidente y a 628 legisladores.

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *