Declaraciones de Fox desatan ola de críticas

Vicente Fox ha sido acusado de traicionar los principios democráticos que siempre defendió. Foto: EFE

México, 4 jun (EFE).- El expresidente mexicano Vicente Fox ha cosechado duras críticas por unas polémicas declaraciones que fueron calificadas hoy como una “canallada” y una traición a los principios democráticos que siempre defendió.
Fox (2000-2006) ha desatado varias polémicas por sus dichos, en la mayoría de los casos por poner distancias con el Partido Acción Nacional (PAN), que le llevó al poder, y escatimar respaldo a la candidata presidencial de esa fuerza, Josefina Vázquez Mota.
Este domingo el exgobernante fue más allá y pidió a los mexicanos “cerrar filas” con quien “se perfila como un ganador” en los comicios del 1 de julio, en alusión al aspirante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto.
Sus declaraciones han caído como un jarro de agua fría en la campaña electoral de Vázquez Mota, que intenta remontar una serie de desaciertos políticos que la han relegado al tercer lugar en las encuestas de opinión, precedida del izquierdista Andrés Manuel López Obrador.
“Me parece que una democracia requiere de demócratas, y un demócrata jamás podría afirmar que el regreso del autoritarismo no daña la democracia”, señaló hoy la candidata del PAN en declaraciones a la emisora Radio Fórmula.
Vázquez Mota, que fue secretaria (ministra) de Desarrollo Social en la Administración de Fox, se sintió muy dolida porque el expresidente asumió que el regreso del PRI al poder no implica riesgos para una democracia que quedó instalada al comienzo de este siglo.
La aspirante del PAN ha venido insistiendo en que si el PRI recupera el poder, después de haberlo acaparado desde 1929 hasta el 2000, se regresará a una etapa de autoritarismo, pero peor, porque ese partido ahora es “más peligroso” que entonces, ya que el “poder presidencialista” que tenía antaño se ha trasladado a los Gobiernos locales, según dijo a Efe en mayo pasado.
“Lo que me resulta a todas luces incomprensible, si no inaceptable, es que quien luchó con tanto empeño y logró el voto de millones de mexicanos para fortalecer la democracia participativa hoy se atreva a decir que un Gobierno autoritario no daña la democracia, cuando es justamente lo contrario”, afirmó hoy Vázquez Mota.
Ese criterio no coincide con las opiniones del expresidente, quien este domingo afirmó que México vive una “democracia consolidada” y no se debe tener miedo “a que va a regresar el autoritarismo” con la posibilidad de que el PRI recupere el poder.
“Esa es una farsa que se está utilizando”, agregó.
El pasado 2 de mayo, en una reunión con corresponsales extranjeros, Fox ya dejó claro este principio, y dijo que el de hoy es un “México diferente”, con una “democracia electoral” establecida en proceso de convertirse en una “participativa”.
También entonces dijo que se había sumado a la campaña electoral de Vázquez Mota, pero sin participar en los mítines.
“Es una pérdida de tiempo (…), es inútil”, afirmó, y agregó que no tiene sentido ir a reuniones proselitistas donde a “los 10.000 presentes” los “llevan” al lugar de los encuentros.
Las críticas a Fox también han salido desde la izquierda mexicana, encabezada por López Obrador, quien comenzó su militancia política en el PRI, pero que en 1988 rompió con ese grupo, al igual que otros dirigentes de relieve, para formar después el Partido de la Revolución Democrática (PRD).
López Obrador, el más veterano de los candidatos presidenciales actuales, calificó hoy como “una canallada”, un “acto infame y vil”, las declaraciones de Fox.
“No es posible que regatee el apoyo a su candidata, a la candidata de su partido, y que ahora de manera oportunista esté apoyando a Peña Nieto. Es una inmoralidad”, afirmó hoy en una rueda de prensa en su natal Tabasco, estado del sur del país.
“Se me hace un acto infame, vil, que no corresponde con lo que debe ser una democracia. Ésto está muy lejos, muy distante de lo que pensaron y soñaron los fundadores del PAN (…), que eran gente con principios”, agregó.
La opinión de Fox de que la elección presidencial ya está cantada en favor de Peña Nieto coincide con las encuestas, en las que, al margen de su voto, la mayoría de los mexicanos asume que el candidato del PRI será el próximo presidente.
Fox, aunque no conserva ningún cargo en la estructura del PAN, creció políticamente en ese partido conservador, milita en él desde 1987 y gracias a ese grupo llegó a la Presidencia en el año 2000, inaugurando una etapa de relevo en el poder que ha marcado la historia reciente de México.
Ahora, el presidente del PAN, Gustavo Madero, pidió a Fox que “no traicione a la democracia”.
“Que no olvide Fox Quesada que después de décadas de autoritarismo y atraso económico y político en México, él enarboló el cambio, por lo que resulta incongruente, contradictorio y absurdo que pida el voto por un partido contrario al que lo postuló en el 2000”, afirmó Madero.

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *