AMLO encarga a sus partidarios vigilar las elecciones

Docenas de miles acudieron al cierre de campaña de López Obrador en el Zócalo de la ciudad de México.

México, 27 jun (EFE).- El líder de la izquierda mexicana, Andrés Manuel López Obrador, encargó hoy a sus partidarios que “vigilen” para que las elecciones del domingo sean limpias, a fin de que se logre “la gesta histórica de iniciar la transformación del pueblo”.
López Obrador, candidato de una alianza de izquierdas encabezada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), cerró esta noche en el Zócalo, la plaza más emblemática de esta ciudad, la campaña electoral que inició el pasado 30 de marzo.
El dirigente izquierdista dijo que hay cerca de 400.000 personas simpatizantes de su alianza que se encargarán de velar para que haya limpieza de los comicios y los llamó a ser “vigilantes” hasta que se den a conocer los resultados.
El pasado 5 de junio López Obrador alertó sobre la posibilidad de que se pueda cometer un fraude en los comicios si falla la “guerra sucia” de la que dijo ser víctima por anuncios publicitarios de sus rivales en los que se lanzaban duros ataques contra él.
En esta ocasión, sin embargo, no reiteró esa denuncia de fraude, algo que recordó la batalla que encabezó en las calles y en las instituciones tras los comicios de 2006 por hacer reconocer lo que creía era una victoria suya en las urnas.
En un discurso con muchas referencias al pueblo mexicano, López Obrador, segundo en las encuestas de opinión, afirmó que había trabajado con intensidad durante la campaña electoral “para volver a ganar la Presidencia de la República”.
En los últimos comicios López Obrador se quedó a 0,56 puntos porcentuales del aspirante vencedor, Felipe Calderón, pero nunca reconoció ese resultado y sostiene que fue él quien ganó la votación.
López Obrador se dirigió a decenas de miles de partidarios después de encabezar una marcha por la céntrica avenida Reforma y otras calles próximas al Zócalo, que tuvo que interrumpir porque el paso de la comitiva se vio desbordada por sus simpatizantes.
El dirigente izquierdista optó por tomar el metro y salir en la estación del Zócalo, con el fin de dirigirse a sus partidarios, que llevaban esperándolo por más de dos horas.
“Vamos a volver a ganar la Presidencia; a nuestros adversarios no les funcionó su estrategia. Fracasó el intento de imponer a Peña mediante la mercadotecnia y la complicidad”, afirmó, refiriéndose al aspirante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, claro favorito en las encuestas.
El aspirante izquierdista dijo que según una encuesta propia, de la que no dio detalles, está por encima de Peña Nieto, y dijo que los otros sondeos “se mandan hacer por encargo, son parte de la propaganda”.
En su mensaje en la plaza, en la que se veían pancartas que decían “Cambia la historia, no al PRI” o “México, aguanta, la prole se levanta”, animó a cada uno de sus seguidores a “orientar” el voto a por lo menos cinco personas.
“No se puede hacer campaña… legalmente, pero, como es obvio, vamos a seguir relacionándonos con amigos, con vecinos, con compañeros de trabajo, no dejemos de orientar ni de convencer”, añadió.
Hizo un reconocimiento especial a los jóvenes, que irrumpieron en esta campaña electoral con movimientos de protesta, y señaló que, con sus posturas, “dijeron no a la simulación, no a la mentira”.
“Han despertado a muchos ciudadanos”, afirmó al aludir a movimientos como YoSoy132, que surgió en contra de la figura de Peña Nieto. “En estos tiempos, ser joven es un gran orgullo”, insistió.
Reiteró la lista de las personas que, si gana la Presidencia, le acompañarán en el Gobierno, que ya había adelantado paulatinamente en fechas previas, y agregó que ese equipo estará formado por personas “honestas y con experiencia”.
En el mitin que encabezó en esta capital, feudo de la izquierda mexicana, López Obrador se despidió de sus seguidores dando vivas a la libertad, la justicia, la democracia, “la nueva república” y también a México.
Antes de llegar allí, López Obrador inició en la glorieta de El Ángel, en la avenida Reforma, una marcha durante la cual se mezcló con sus partidarios, que coreaban consignas como “Se siente, se siente, Obrador está presente” o “Estamos hasta la madre” (hartos).
Los seguidores del líder izquierdista se habían congregado en las zonas del recorrido desde primeras horas de la tarde, convencidos de que la oferta de López Obrador es la única que puede generar el cambio.
“México necesita un verdadero cambio. Creo que el pueblo va a despertar y está luchando por un futuro mejor para sus jóvenes”, dijo a Efe una de las simpatizantes, Maricruz Ramírez, secretaria.
“Es necesario que se frene el saqueo de recursos, la corrupción, la impunidad, y la única alternativa que veo es Obrador”, afirmó, por su parte, el arquitecto Elneri Carrasco, de 58 años.

 

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.