Indígenas piden ampliar protección de Wirikuta

La comunidad indígena huichol dice que no fue consultada. Foto: EFE

México, D.F. (EFE).- El Frente en Defensa de Wirikuta denunció que el plan del gobierno federal de protección de esta zona sagrada es insuficiente porque aún quedan más de 95,000 hectáreas en manos de empresas que poseen derechos de explotación.

La organización no gubernamental señaló en un comunicado que en la actualidad varias compañías mineras tienen proyectos activos en la región en 79 concesiones mineras que abarcan una extensión de casi el 70% del territorio sagrado de Wirikuta.

El gobierno declaró reserva minera nacional un área de 45,000 hectáreas donde no habían sido otorgadas concesiones y presentó un plan de protección de la zona que, en opinión de la agrupación, “no fue consultado con las comunidades wixaritari”.

Otro gesto del gobierno fue la entrega de unos mapas de georreferenciación de los sitios sagrados que, según el Frente de Defensa, “no fue consultada, entregada, ni aceptada por la gran mayoría del pueblo wixárika (huichol)”.

En la conferencia del jueves, en la que participaron varios ministros del gobierno de Felipe Calderón, se aseguró que pese a las concesiones, no existe actividad minera en la zona sagrada, lo que el Frente de Defensa calificó de falso.

“Parece desconocer las exploraciones de varias empresas mineras, atestiguadas y fotografiadas, y las agroindustrias devastadoras que desde hace un año viene denunciando el pueblo wixárika ante instancias del gobierno, ya que destruyen y desmontan ilegalmente la reserva, aniquilando cada día miles de especies protegidas y en peligro de extinción”, apuntó.

El comunicado recuerda que la empresa canadiense First Majestic Silver cedió al gobierno y “no al pueblo wixárika ni a los habitantes de Wirikuta” un lote minero de 761 hectáreas.

Dichas tierras fueron ofrecidas desde enero de 2011 al pueblo wixárika, pero no las aceptó “por considerar que Wirikuta no es sólo el Cerro Quemado, sino que la constituyen por lo menos las 140,212 hectáreas en su integridad”, apunta.

Lo entregado, asegura, es una tierra “estéril sin mineralización económica y parte de una zona que no estuvo en los planes de explotación minera de First Majestic Silver”.

El gobierno hizo el anuncio dos días antes de que se celebre el Wirikuta Fest, un concierto benéfico en el que participarán artistas nacionales e internacionales para hacer más visible el problema de esta zona sagrada y que servirá también para recaudar fondos que ayuden a su defensa.

El Frente de Defensa calificó precisamente el plan gubernamental de “estrategia” para aprovechar la cobertura mediática del festival y dar una imagen de “responsabilidad social”.

“El camino es largo y solicitamos al Estado mexicano mantener el diálogo con el pueblo wixárika a través de sus autoridades tradicionales, civiles y agrarias para la protección integral del territorio sagrado de Wirikuta”, apunta la ONG.

Incorporado desde hace años a la Red Mundial de Sitios Sagrados Naturales de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), Wirikuta es una zona de 140,000 hectáreas que abarca seis municipios del estado de San Luis Potosí y en su defensa se han creado numerosos movimientos sociales y culturales.

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.