Gobierno recupera $4 mil millones de fraude sanitario

Kathleen Sebelius, secretaria de Salud de Estados Unidos. Foto: EFE

Washington, D.C. (EFE).- El gobierno federal ha recuperado más de 4,000 millones de dólares de los contribuyentes en el año fiscal 2011 mediante la prevención del fraude sanitario, según revela un informe conjunto del Departamento de Justicia y el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS).
Esta es la cantidad máxima anual que se ha recuperado de las personas y empresas que trataron de estafar a ancianos y contribuyentes o de aquellos que buscaron pagos de salud a los que no tenían derecho.
“La lucha contra el fraude es una de nuestras prioridades y hemos recuperado una cantidad sin precedentes de dinero de los contribuyentes”, dijo la secretaria de Salud, Kathleen Sebelius, durante la presentación del informe.
El Equipo de Prevención del Fraude Sanitario (HEAT), creado en 2009 para evitar el fraude, el despilfarro y el abuso en los programas Medicare y Medicaid, ha sido fundamental para luchar contra los abusos y, según el Fiscal General estadounidense, Eric Holder, ha resultado todo un éxito.
“Este informe refleja los éxitos sin precedentes por parte de los Departamentos de Justicia y Salud en la prevención y la lucha contra el fraude en la atención médica, en la protección de preciosos dólares de los contribuyentes, y garantiza la fortaleza de nuestros programas esenciales de salud”, agregó Holder.
Los más de 4,000 millones recuperados mediante el esfuerzo de los dos departamentos han sido ingresados en los Fondos Fiduciarios de Medicare y en el Departamento del Tesoro.
“Todos podemos estar orgullosos de lo que se ha logrado en el último año fiscal por los fiscales del Departamento, los analistas e investigadores, y por nuestros socios en el HHS. Estos esfuerzos reflejan un compromiso fuerte y continuo con la responsabilidad fiscal y con la ayuda a los estadounidenses en momentos en que los presupuestos son limitados”.
Según el informe, 2,400 millones fueron recuperados a través de la Ley de Falsos Reclamos (FCA).
“Estos son los resultados de nuestros esfuerzos por fortalecer la integridad de nuestros programas de salud, y responder al llamamiento del Presidente para un retorno a los valores estadounidenses que aseguran a todo el mundo tener una oportunidad justa y que todo el mundo juegue con las mismas reglas”, añadió Holder.
Los departamentos organizaron una serie de cumbres regionales para evitar el fraude en todo el país, brindando a los proveedores capacitación gratuita para el cumplimiento de las normas, y enviaron cartas a los fiscales generales estatales en las que los instaban a trabajar con el HHS para organizar una campaña de difusión que informe a los beneficiarios a fin de evitar estafas y fraudes.

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *