Cómo proteger a sus seres queridos de los estafadores de Medicare

Denise Florez/ Caló News

Es lamentablemente frecuente que haya estafadores que tratan de robar la información médica y de planes de salud de las personas mayores.

El costo que esto significa en Estados Unidos puede llegar a los 300,000 millones de dólares, según datos proporcionados por la Asociación Nacional Antifraude en la Atención Médica (National Health Care Anti-Fraud Association). Asimismo, el Centro de Denuncias de Delitos en Internet ( Internet Crime Complaint Center) del FBI informó que en 2023, casi la mitad de las víctimas de llamadas fraudulentas tenían más de 60 años de edad.

Las organizaciones de atención médica hicieron públicos detalles sobre cómo se llevan a cabo estas estafas durante la Semana de Prevención del Fraude a Medicare, que se celebró entre el 3 y el 9 de junio.

Las estafas en las que las personas de avanzada edad estuvieron involucradas representaron el 40% de las denuncias y el 58% de las pérdidas, lo que equivale a casi 770 millones de dólares. Este grupo perdió más dinero por culpa de estas estafas que todos los otros grupos de edad juntos.

Para reducir los casos de estafas telefónicas dirigidas a los beneficiarios de Medicare, las personas de avanzada edad deben abstenerse de compartir su información personal en los siguientes casos:

  • Cuando le ofrecen artículos gratis a cambio de su información o cuando el impostor se hace pasar por un empleado del plan de salud para recopilar su información personal con el supuesto fin de enviarle una tarjeta de regalo falsa.

  • Cuando una persona que intenta suplantar su identidad (“phishing”) le llama para informarle que sus beneficios de Medicare están supuestamente por vencer y que para obtener una nueva tarjeta usted tiene que decirle su número de identificación de cuenta.

  • Cuando usted recibe equipo médico sin que lo haya solicitado, como por ejemplo catéteres.

“El fraude en la atención médica de las personas de avanzada edad es una plaga que afecta seriamente a nuestra comunidad, y que tiene efectos perniciosos de largo alcance en el costo y la calidad de la atención médica que se le brinda a los pacientes”, dijo Alex Uhm, vicepresidente de Medicare y gerente general de Blue Shield. “Nos enfocamos en la tarea de proteger a los beneficiarios de Medicare, que pueden ser un blanco vulnerable para quienes intentan practicar el fraude telefónico o de otros tipos”, agregó Uhm.

La Comisión Federal de Comunicaciones (Federal Communications Commission, FCC) recomienda que los beneficiarios de Medicare se protejan siguiendo estas prácticas:

  • Nunca entregue su tarjeta de Medicare, ni diga cuál es su número de Medicare, ni su tarjeta de Seguro Social o su número de Seguro Social a nadie, con la sola excepción de quienes están autorizados para tenerlos, como el personal en el consultorio de su médico o a las aseguradoras que actúan en su nombre, como el Programa Estatal de Asistencia sobre Seguros Médicos (State Health Insurance Assistance Program, SHIP).

  • No acepte ofertas de efectivo o de regalos a cambio de recibir atención médica supuestamente gratuita.
  • No permita que nadie, con la sola excepción de su propio médico o de otros proveedores oficiales de Medicare, tenga acceso a sus registros médicos o sus servicios recomendados.

  • Nunca se inscriba a un plan de salud o de medicamentos de Medicare por teléfono, a menos que sea usted quien haya iniciado la llamada a Medicare.

  • Si alguien le solicita su información, a cambio de dinero o de tarjetas de regalo o si le amenaza con cancelar sus beneficios de salud si no comparte sus datos personales, dé fin a la llamada y llame al teléfono 1-800-MEDICARE (1-800-633-4227) o visite el sitio de internet medicare.gov.

Además, Uhm aconseja a aquellos beneficiarios de Medicare que sospechen que son víctimas de fraude o de una estafa que tomen las siguientes medidas:

  • Comuníquese con su plan de salud de confianza, utilizando el número de teléfono que figura en el dorso de su tarjeta.

  • Reporte inmediatamente a su plan de salud cuando pierda o le sea robada su tarjeta de identificación y solicite una nueva tarjeta con un número distinto de identificación.

  • Revise cuidadosamente su “Explicación de beneficios” – que su plan de salud le envía periódicamente – para detectar cualquier servicio que no reconozca como suyo.

  • Al contestar el teléfono, incluso si el número parece legítimo, no suministre ni confirme ninguna información personal como su número de Medicare o de Seguro Social.

Jamás debe prestar su tarjeta del plan de salud a nadie.

Para obtener más consejos para mantenerse a salvo del fraude en la atención médica, visite: www.blueshieldca.com/en/home/about-blue-shield/preventing-fraud

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *