‘Restaurar el alma de Estados Unidos’ no debe significar la aceptación de las políticas migratorias de Trump

America’s Voice

Washington, DC — Hace apenas unas semanas, la campaña de Biden se comprometió a “pasar a la ofensiva en materia de inmigración, condenando los ‘espeluznantes’ planes de Trump”. Ahora se informa que el gobierno de Biden está dispuesto a incluir las políticas migratorias del expresidente en un proyecto de ley de financiamiento suplementario, como la “expulsión acelerada” en todo el país, que es básicamente acorralar a los inmigrantes indocumentados para deportarlos masivamente, sin importar dónde vivan o trabajen.

Como informó Reuters, “La Casa Blanca estaría dispuesta a elevar el nivel de los controles iniciales de asilo… consideraría algún tipo de disposición de ‘tercer país seguro’ que negaría el asilo a los migrantes que pasan por otro país en ruta a los EE. UU. … Otro posible acuerdo podría ser la ampliación de un proceso de deportación rápida conocido como ‘expulsión acelerada’. La orden se aplicaría en todo el país en lugar de su actual implantación en la frontera”.

Compartimos a continuación una declaración de Vanessa Cárdenas, Directora Ejecutiva de America’s Voice:

“El lema de la campaña de Biden de ‘Restaurar el alma de Estados Unidos’ no debe significar la aceptación de las políticas migratorias de Trump o ceder ante las demandas extremistas de los republicanos. Biden corre el riesgo de cometer un gran error estratégico al pasar de mantener un marcado contraste con la agenda extremista de los republicanos, a adoptar partes de dicha agenda extremista. Puede que haga esto por una errada conveniencia política a corto plazo, pero pagará un alto precio político entre sus votantes.

Si el presidente Biden o cualquier demócrata piensa que ceder a las demandas del Partido Republicano ayudará a reducir las mentiras y los ataques políticos de los republicanos en materia migratoria, o que contribuirá al avance de soluciones de política pública que nos encaminen hacia una frontera más ordenada, están simplemente equivocados, tanto en el ámbito de la política como en el de la política pública.

Nada de lo que se está discutiendo y exigiendo tiene que ver con “seguridad fronteriza”, y muchas de las medidas, de hecho, harían más difícil asegurar la frontera. Apartar a las personas de los puertos de entrada, eliminar vías legales y exigir el encarcelamiento de familias y niños hará que el manejo de la frontera sea sustancialmente más complicado. Por una parte, el presidente está considerando ayudar al pueblo de Ucrania, pero por otra, propone recortar las vías legales y los programas de libertad condicional que los ucranianos emplean para huir de forma segura de la agresión de Vladimir Putin.

Más aún, esto no se trata estrictamente de política pública fronteriza y de asilo, ya que puede tener devastadoras consecuencias legales para los 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven y trabajan en Estados Unidos, a pesar de que la inmensa mayoría ha vivido en este país por más de una década. La expulsión y deportación acelerada a nivel nacional, que Biden y los demócratas están considerando, implica que todos están vulnerables.

Una amplia mayoría del país, incluyendo los sectores electorales con los que el presidente Biden está contando, apoya la reforma de nuestro quebrantado sistema migratorio con un enfoque balanceado que consiste de una frontera ordenada y de vías legales para la inmigración. Pero hacer suyo el devastador nativismo de Trump y la fracasada y extrema visión política de MAGA, que se basa únicamente en disuadir o suprimir la inmigración legal, solamente perpetuará un sistema migratorio roto, recompensará la política partidista arriesgada y extrema, y desanimará a los sectores electorales clave de la coalición de Biden justo antes de un año de reelección, donde el entusiasmo de la base ya está en aprietos”. 

Recursos Clave:

Lea los reportes de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) sobre los diversos asuntos en juego: “What Would Be the Impact of Capping Asylum?” y “Asylum Credible Fear Standard” y “Barriers to Immigrant Visas Driving Migrants to the Southern Border


La amenaza de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, de cerrar la frontera con México podría causar más daño económico a su país que beneficio político para su gobierno. Foto: Tomada de internet.

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *