La lucha de los DREAM9, por todos los migrantes

Apoyo a los DREAM9 en Los Ángeles. Fotos: Bertha Rodríguez.

Bertha Rodríguez

Aunque la Cámara de Representantes se encuentra en receso legislativo, las cinco semanas que siguen son cruciales para que la comunidad presione a los congresistas a través manifestaciones y foros para que antes de que concluya el año se apruebe una reforma migratoria integral.

Los llamados “DREAM9” se encuentran al frente del movimiento por la legalización de millones de personas.

Hasta el momento, dos de ellos se encuentran en confinamiento solitario, seis están en huelga de hambre y todos esperan la respuesta a las peticiones legales interpuestas por un equipo de abogados que los representan.

Desde el centro de detención Eloy en Arizona, 9 jóvenes del movimiento de los Dreamers, demandan no sólo la legalización de los 11 millones de personas sin autorización para estar en el país y el cese a las deportaciones, sino también el regreso de quienes fueron separados de sus familias por las deportaciones.

La campaña de los activistas soñadores indica que se trata de un millón 700 mil familias que han sido afectadas debido a las deportaciones.

Lizbeth Mateo, Marco Saavedra y Lulú Martínez, decidieron regresar a México, y traer de regreso a cinco Dreamers que habían sido deportados o que habían decidido regresar ante las dificultades de vivir sin documentos: Adriana Díaz, Luis Gustavo, María Peniche, Ceferino Santiago y Mario Felix.

A ellos se sumó Claudia Amaro,  quien se vio obligada a regresar a México junto con su hijo nacido en Estados Unidos, después de que deportaran a su esposo.

El 22 de julio los 9 Dreamers fueron arrestados después de atravesar la garita migratoria en Nogales, Arizona. Inmediatamente fueron conducidos al centro de detención localizado en Eloy, Arizona.

Desde su ingreso a Estados Unidos, la abogada Margo Cowan, solicitó una visa humanitaria que les fue negada y ahora están en proceso de solicitar un permiso especial bajo el argumento de enfrentar una “extrema y excepcional dificultad” como resultado de la separación de sus seres queridos.

Apoyo nacional

Angelica Salas, de CHIRLA; Ana Maciel, del California Dream Network y Eliseo Medina, del sindicato International SEIU, y otros 30 dirigentes de organizaciones pro inmigrantes realizaron el jueves una movilización en Washington D.C, para exigir la legalización y la liberación de los DREAM9. Foto: CHIRLA

Desde el inicio de esta acción directa, los DREAM9 han sido apoyados por decenas de personas. El día que entraron a territorio estadounidense, un contingente en ambos lados de la frontera les mostró su apoyo.

También han logrado una extensa cobertura en los medios de comunicación y su causa circula constantemente en las redes sociales.

Cinco días después de su detención, los dreamers iniciaron una huelga de hambre porque se les negó el acceso al uso de teléfonos. A través de sus compañeros de la campaña señalaron que continuarían sin probar alimentos hasta lograr su liberación.

Diversas manifestaciones de solidaridad se han realizado en varias ciudades del país.

En Los Ángeles, el 29 de julio, amigos y familiares de Lizbeth Mateo, así como miembros de la comunidad y simpatizantes realizaron una vigilia enfrente de la oficina del congresista Xavier Becerra.

La integrante de la organización DreamActivist, Alma de Jesús, informó que horas antes, un grupo de soñadores acudieron a dicha oficina en busca de la firma del legislador.

Se trata de una carta promovida por el congresista federal por California, Mike Honda y que ya ha sido firmada por 21 legisladores, en la que piden al presidente Obama la liberación de los nueve. <a href=”http://www.scribd.com/doc/156837022/Letter-to-President-Obama-Re-DREAM-9″a> http://www.scribd.com/doc/156837022/Letter-to-President-Obama-Re-DREAM-9/</a>

Representantes de Becerra informaron a los Dreamers que éste no firmaría la carta, en cambio el equipo de Lucille Roybal dijo que ella sí firmó.

DreamActivist continuará la campaña de llamadas y envío de cartas a los legisladores para lograr la liberación de los activistas.

</a>http://action.dreamactivist.org/bringthemhome/</a>

Familia Mateo se une a los Dreamers

Padres de Lizbeth Mateo, quien se encuentra en huelga de hambre en el centro de detención de Eloy Arizona, muestran su respaldo a los DREAM9. Foto: Bertha Rodríguez

 Joel Mateo no está acostumbrado a expresarse en público y menos a hablar sobre su hija. En sus manos trae una carta  de su puño y letra dirigida a Lizbeth.

Apenas leyó dos líneas y un nudo en la garganta le impidió continuar la lectura.

La activista Alma de Jesús tomó la hoja y leyó en su nombre. En la carta, Mateo felicita a su hija por su valentía, inteligencia y sencillez. Reiteró el respaldo de su familia a sus decisiones.

“Eres mi orgullo por ser como eres, una activista que lucha por algo que puede cambiar la vida de millones de personas y ya se que estás viendo el cambio. Quiero que sepas que donde quiera que te encuentres ahí estamos contigo. Sabemos que esto es cuestión de tiempo y que pronto te vamos a tener en casa donde debes de estar con nosotros para que sigas tus estudios para terminar tu profesión y ayudar a más personas como a tí te gusta hacerlo… Estamos contigo y cuando sufres, sufrimos, cuando ganas, ganamos, yo daría la vida por tí, por tus hermanos y tu mamá. Eso no lo dudes nunca”,  le dijo en la carta.

Los activistas invitaron a los presentes a enviar mensajes de apoyo a los detenidos.

En la vigilia también estuvieron presentes el hermano de Lizbeth, Daniel y su mamá María Jiménez, que son una familia originaria de Matatlán, Oaxaca.

A la manifestación también llegaron varios jóvenes oaxaqueños que conocían a Lizbeth. Querían mostrar su apoyo a la estudiante quien en unos días debería iniciar sus clases de leyes en la Universidad de Santa Clara.

Sosteniendo una fotografía de Lizbeth, Daniel comentó que gracias al activismo de su hermana, ahora él se ha involucrado en la lucha de los migrantes. “Me siento seguro cuando ella está con nosotros”, afirmó Daniel.

Joel Mateo también manifestó el respaldo no solamente a su hija sino a todo el movimiento porque “este sacrificio va para largo”.

Conmovida hasta las lágrimas, la señora Lee, ex empleadora de Lizbeth Mateo, comentó que la joven es su inspiración y afirmó que los Dreamers son las personas más valientes que ha conocido en su vida. Doce años atrás, Lizbeth trabajaba con ella en su restaurante de sandwiches en Santa Mónica.

La periodista Eileen Truax compartió el capítulo  “Soñar en Arizona” de su libro Dreamers, la lucha de una generación por su sueño americano y el dreamer Ernesto Zumaya, leyó una carta escrita por Mateo y publicada en el periódico Huffingtonpost: </a>http://www.huffingtonpost.com/lizbeth-mateo/the-fight-to-keep-familie_b_3634915.html/</a>

También se presentaron a apoyar la causa los profesores de la Universidad de California en Northridge, José Benavides y Gabriel Gutiérrez.

Benavides, quien da clases de periodismo en CSUN, considera que los Dreamers están rompiendo fronteras no solamente en una forma metafórica sino en un sentido real porque están creando un movimiento binacional, que debería ser un movimiento internacional ya que no todos los Dreamers proceden de México.

“El reto que los jóvenes están tratando de lograr actualmente es muy significativo para el movimiento, para el futuro del país y para cualquier reforma migratoria que podamos obligar a los políticos a hacer porque ellos no están dispuestos a hacerla por sí mismos”, indicó Benavides.

Por su parte Gabriel Gutiérrez, profesor de Estudios Chinanos CSUN dijo que los dreamers son la brújula moral del movimiento pro inmigrante “porque nos están señalando la dirección sobre cómo debemos comprometernos para luchar en un sistema y sociedad injustos”.

Agregó que los Dreamers son una guía que señala que el debate migratorio ha sido enmarcado por los medios de comunicación, los opositores y “por otras personas que obviamente no nos quieren aquí”, y ayudan a contextualizar el problema migratorio desde otra perspectiva.

Dijo que es risible que un país “que sólo lleva en existencia 237 años piense que tiene la autoridad moral de legislar y limitar la migración y el movimiento de personas que han estado en estas tierras durante miles o cientos de miles de años”.

“Ustedes han traído eso (la discusión) a la mesa, ustedes traen ese valor, ustedes traen ese conocimiento…ustedes son un ejemplo para todos nosotros y esperamos que el movimiento crezca”, enfatizó el catedrático.

 

 

 

 

 

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.