La FDA toma medidas sobre los cigarrillos mentolados

La FDA considera añadir el mentol a la lista de componentes nocivos en los cigarros.

Como parte de sus continuos esfuerzos para reducir la mortalidad y las enfermedades relacionadas con el tabaco, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos anunció hoy que está tomando una serie de acciones  para reducir el impacto de los cigarrillos mentolados en la salud pública.

Estas acciones incluyen la emisión de un Aviso Anticipado de Reglamentación Propuesta (ANPRM en inglés), nuevas investigaciones que sustentan el tema para avanzar en la comprensión de la agencia del mentol en los cigarrillos, y la exploración de la posibilidad de añadir mentol a la lista de componentes nocivos y potencialmente nocivos (HPHC en inglés). Además, la agencia abordará el asunto de los cigarrillos mentolados en sus próximas actividades de educación pública destinadas a los jóvenes.

A pesar de décadas de trabajo para reducir el consumo de tabaco en los Estados Unidos, el tabaquismo continúa siendo la causa principal de muerte y enfermedades evitables. En los Estados Unidos, alrededor del 30 por ciento de todos los fumadores adultos y más de 40 por ciento de todos los fumadores jóvenes usan cigarrillos etiquetados que indican tener sabor a mentol.

“Los cigarrillos mentolados plantean cuestiones importantes de salud pública”, dijo la comisionada de la FDA, la doctora Margaret A. Hamburg. “La FDA está comprometida a tomar acciones basadas en investigaciones científicas que estudian los daños a la salud pública de los cigarrillos mentolados; y las investigaciones y conocimientos adicionales nos ayudarán a hacer más decisiones informadas sobre la mejor manera de abordar esta importante cuestión y para las medidas futuras”.

El aviso ANPRM, que se publica hoy en el Registro Federal, busca obtener información adicional para ayudar a la agencia a tomar las mejores decisiones sobre el desarrollo de posibles acciones regulatorias con respecto al mentol en los cigarrillos. La agencia también puso a disposición información científica pertinente, incluyendo una evaluación científica preliminar independiente a la FDA de los posibles efectos sobre la salud pública de los cigarrillos mentolados versus los cigarrillos no mentolados y una actualización que incluye artículos científicos publicados a partir de la evaluación que fue sometida a revisión por homólogos. La evaluación preliminar se puede encontrar en el expediente del aviso ANPRM.

Si bien esta evaluación preliminar indica que los cigarrillos mentolados están probablemente asociados con un aumento en la iniciación del hábito de fumar y la adicción a la nicotina, así como con una disminución de éxito para dejar de fumar, la agencia está emitiendo el aviso ANPRM para obtener información adicional relacionada a las posibles opciones de regulación, tales como estándares del producto de tabaco, y la venta, distribución, y restricciones, entre otras consideraciones regulatorias.

El aviso ANPRM estará disponible para comentarios del público durante 60 días. La FDA considerará todos los comentarios, datos, investigaciones y demás información que reciba en el expediente para determinar, qué acción reguladora, si hay alguna, con respecto al mentol en los cigarrillos es apropiada. Si la FDA decide emitir una regulación, el primer paso en este proceso sería un Aviso Anticipado de la Reglamentación Propuesta, lo que dará al público la oportunidad de opinar sobre los puntos específicos de la norma propuesta.

“Las acciones de la FDA de hoy acerca del mentol reflejan nuestro compromiso de explorar todas las opciones posibles, incluyendo el establecimiento de estándares para el productos y de modificaciones a la lista de componentes nocivos y potencialmente dañinos. Mientras tanto, vamos a llevar a cabo nuevas investigaciones y hacer educación pública”, dijo el doctor en jurisprudencia Mitch Zeller, director del Centro de Productos de Tabaco de la FDA.

La FDA planea apoyar nuevas investigaciones sobre las diferencias entre los cigarrillos mentolados y no mentolados en lo que se refiere al impacto probable de mentol en la cesación del hábito de fumar y los intentos para dejar de fumar, así como evaluaciones de los niveles de mentol en las marcas y sub-marcas de cigarrillos. Actualmente, la FDA está financiando dos estudios relacionados con el mentol, uno estudia si las diferencias genéticas en la percepción del gusto explican por qué ciertas poblaciones raciales y étnicas son más propensas a usar los cigarrillos mentolados, y el otro compara la exposición a toxinas relacionadas y sustancias cancerígenas en el humo de los cigarrillos mentolados y nones mentolados.

La FDA también tiene la intención de explorar la posibilidad de añadir el mentol a la lista de lista de componentes nocivos y potencialmente nocivos  (HPHC). Antes de la añadir el mentol a la lista, la FDA podría ofrecer al público la oportunidad de comentar y presentar evidencia científica que apoya su punto de vista.

Para seguir informando al público sobre el mentol, la FDA abordará la cuestión de los cigarrillos mentolados como parte de sus próximas campañas de prevención del tabaquismo para jóvenes. El primer esfuerzo de este tipo está previsto para salir a finales de este año.

Para más información:

FDA: Centro de Productos de Tabaco

FDA: Mentol

FDA: Oficina de Salud de las Minorías

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *