Leyes secretas de las ventas

Carlos Flores.

Llegar al cierre de la venta es un arte y una ciencia. Pero el verdadero éxito en las ventas no es solamente llegar al cierre, sino tambien lograr que tus clientes se sientan que están frente a un verdadero profesional y lograr que sean fieles a tu negocio. Existen 3 leyes infalibles que te ayudarán a lograr estos propósitos y te las comparto a continuación.

 

1.Tu cliente NO está interesado en tu producto o servicio. Al prospecto no le interesa tu compañía, tu producto o servicio. Es más, posiblemente ya ha escuchado antes acerca de él y sabe lo suficiente para no querer comprarlo. A tu prospecto no le interesa que le vendas absolutamente nada. A tus prospectos les interesa lo mismo que te interesa a tí y lo mismo que me interesa a mí: resolver sus problemas. Es indispensable entender este punto porque la gran mayoría de vendedores actúan como si el cliente estuviera interesadísimo en saber más acerca de lo que el vendedor ofrece. Tan pronto el vendedor está frente al prospecto, comienza un monólogo a cerca de las mil maravillas de su producto o servicio. “Mi producto te dará más energía, te ahorarrá dinero, es orgánico, te hará perder peso, te dará puntos que puedes canjear por esto y por aquello, te hará ver más bonita, te quitará los callos”, en fin.

 

2. La única manera para lograr que tu prospecto se interese en tu producto o servicio, es si tú te interesas en las necesidades de tu prospecto y encuentras una manera en la que tu producto o servicio resuelva esas necesidades. Esto se logra haciendo preguntas. Al igual que un médico, tu presentación de ventas debe estar estructurada con preguntas que te ayuden a determinar las necesidades de tu prospecto, y que le ayuden a tu prospecto a llegar a la conclusión que tu producto o servicio le resolverá un problema.

 

3. El más entusiasta gana. Hace unos días recibí la llamada de un viejo amigo. La conversación fue algo similar a lo siguiente: “Hola Carlos, fíjate que acabo de entrar a una compañía multinivel que ofrece muy buenos productos y te llamo para ver que te parecen”. A lo que yo respondí:”estoy esperando una llamada de larga distancia, márcame en 30 minutos”. La respuesta que obtuve fue: “mira mejor te doy mi website para que lo revises cuando tengas tiempo… ahí me hablas y me dices que te parecen”.  La persona tenía cero entusiasmo, cero pasión, cero energías, y por lo tanto, ¡cero ventas!. Mi amigo demostró la apatía y falta de fé en su compañía y en sus productos.

 

Si quieres tener éxito en las ventas debes estar enamorado, mejor dicho, enamoradísimo del producto o servicio que ofreces. Es bien simple, cuando haces una presentación de ventas, el más entusiasta es el que convence a la otra persona. Tu prospecto debe percibir tu pasión y entrega por tu servicio o producto, pero sobre todo, debe percibir tu pasión por querer ayudarle. Si te demuestras apático o inseguro de tu producto, servicio o empresa, nadie, absolutamente nadie querrá comprarte ni una paleta helada a la salida de los niños de la escuela.

 

Carlos Flores es escritor, conferencista y consultor de ventas y mercadeo. Para hacerle llegar sus preguntas contactelo por medio de su página web CarlosFlores.net

 

 

 

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *