Cae cuñado de Florence Cassez en Tamaulipas

 

Mario Vallarta, alias 'El Chaparro'. Foto: EFE

México, D.F. (EFE).- La Policía mexicana capturó a Mario Vallarta, presunto líder de una banda de secuestradores y cuñado de la francesa Florence Cassez, y Alberto José González, supuesto jefe del cártel de Los Zetas en el estado de Tamaulipas, confirmaron fuentes oficiales.

Vallarta fue detenido el 27 de abril pasado en la capital mexicana, mientras que González, alias “El Paisa”, fue arrestado al día siguiente en Saltillo, capital del nororiental estado de Coahuila, ambos en operaciones de la Policía Federal de México.

De acuerdo con las autoridades, Vallarta, alias “El Chaparro”, fue detenido con tres presuntos miembros de la banda Los Vallarta en una acción en la que los agentes policiales liberaron a una persona que no fue identificada.

“El Chaparro”, de 45 años, es hermano de Israel Vallarta, presunto jefe de la banda de secuestradores Los Zodiacos detenido en diciembre de 2005 junto a su novia, Florence Cassez, cuyo caso ha tensado las relaciones entre los gobiernos de México y Francia.

Tras la captura de la pareja, Mario Vallarta siguió al frente de la organización. Según las autoridades, se encargaba de coordinar la logística de los secuestros y de negociar el pago de los rescates.

En tanto, “El Paisa”, capturado el 28 de abril, es considerado por las autoridades mexicanas como una persona de confianza de Heriberto Lazcano Lazcano, alias “El Lazca” y líder de la organización criminal de Los Zetas.

Según informes de inteligencia, González se integró en 2000 al cártel del Golfo y a su entonces brazo armado, Los Zetas, como escolta del capo Ezequiel Cárdenas Guillén, alias “Tony Tormenta” y quien falleció en 2010 en un tiroteo con militares.

En 2005 se convirtió en jefe del cártel en Ciudad Victoria, en Tamaulipas, en 2008 asumió la supervisión de una franja fronteriza con Estados Unidos y, posteriormente, estableció su base de operaciones en Coahuila por órdenes de Cárdenas Guillén.

Durante el arresto de González, por quien el gobierno ofrecía una recompensa de dos millones de pesos (unos 154,000 dólares), los policías decomisaron varias pistolas, granadas, cargadores y cartuchos, así como un vehículo.

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.