Advierten de riesgos en bebés con el uso de biberones

 

Accidentes con biberones y chupetes son causa de frecuentes visitas a las salas de emergencia. Foto: EFE

Atlanta (EFE).- Los biberones y chupetes en las manos y bocas de los niños pueden parecer objetos inofensivos, no obstante son la causa de múltiples visitas a las salas de emergencia cada año, de acuerdo con un estudio del Nationwide Children’s Hospital.

Según el informe, cada cuatro horas un niño menor de tres años es tratado en una sala de emergencia debido a una lesión relacionada al uso de biberones, chupetes y vasitos de tapa (“sippy cups”).

“Reportes previos se habían enfocado principalmente en bebés. No obstante, encontramos que cerca de dos tercios de las lesiones examinadas en nuestro estudio fueron entre niños de un año de edad que apenas están aprendiendo a caminar y son más propensos a caerse”, declaró Sarah Keim, coautora del informe e investigadora de Nationwide Children’s Hospital en Columbus, Ohio.

El reporte, publicado en la versión en línea de Pediatrics del mes de junio, encontró que el 86% de las lesiones se produjeron mientras los menores corrían o caminaban con el objeto en la boca y el 70% provocaron alguna laceración.

“Debido a que se ha hecho muy poca investigación en esta área, muchos padres pueden no pensar acerca de los riesgos de lesiones con estos productos”, indicó Keim, que además es profesora de Ohio State University College of Medicine.

Este es el primer estudio que analiza una muestra nacional representativa de las lesiones asociadas a estos productos que fueron tratadas en salas de emergencia de Estados Unidos.

De acuerdo con el estudio del Center for Biobehavioral Health y el Center for Injury Research and Policy del Nationwide Children’s Hospital, que examinó lesiones registradas entre 1991 y 2010, al menos 45,398 niños menores de tres años fueron tratados por esta causa en Estados Unidos.

Los investigadores señalaron los biberones como la principal causa de lesiones en los menores con un 65.8%, seguidos de los chupetes con un 19.9%.

Tanto la Academia Americana de Pediatría (AAP) como la Academia Americana de Dentistas Pediátricos (AAPD) recomiendan pasar de la botella a los vasos sin tapa cuando el menor tiene 12 meses para prevenir accidentes y promover hábitos de alimentación más saludables.

“Educar a los padres y personas que están a cargo de los niños acerca de la importancia de ayudar a los menores a dejar estos productos a las edades recomendadas por la AAP y la AAPD podría prevenir hasta un 80% de las lesiones relacionadas a los biberones, chupetes o vasitos de tapa (sippy cups)”, aseveró la investigadora.

Asimismo, Keim recomienda acostumbrar a los menores desde temprana edad a tomar sus bebidas mientras están sentados para prevenir este tipo de lesiones.

La experta además aconseja ayudar a los pequeños a dejar de usar el chupete a partir de los seis meses para evitar accidentes con estos una vez que empiezan a caminar.

El informe recopiló datos del Sistema Nacional de Observación Electrónica de Lesiones (NEISS), el cual es operado por la Comisión de Seguridad de Productos de Estados Unidos.

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.