Chavela Vargas presenta un disco con poemas de García Lorca

Chavela Vargas con su nueva obra.

Tepoztlán (México), 12 abr (EFE).- En una noche de luna, Chavela Vargas se conectó con el espíritu de Federico García Lorca; charlaron, quedaron como amigos y la mexicana ha plasmado esta amistad eterna en su nuevo trabajo, “Luna grande”, un disco en el que recita los inolvidables versos del poeta granadino con sus canciones de fondo.
“Le hablé una noche y quedamos como amigos. Los amigos se quieren en la distancia, lejos o cerca, se necesitan más que al amor. Le dije: cuéntame de tu vida, es hermosa, llena de gloria, para todos los poetas del mundo”, dijo la cantante de origen costarricense.
García Lorca (1898-1936) fue asesinado en plena Guerra Civil española, con solo 38 años, y Vargas está convencida de que se marchó tan pronto “porque es un elegido de los dioses”; por eso para ella charlar con él en las noches de luna es “todo un honor”.
A sus 92 años, la artista presentó hoy su nuevo disco, ante un grupo de periodistas en su casa ubicada en una finca de la localidad de Tepoztlán (Morelos), un municipio ubicado a unos 75 kilómetros de la capital mexicana.
Vestida con su tradicional guayabera roja y gafas oscuras, no paró de recitar versos, mostrándose lúcida y con un gran sentido del humor. “La madrugada es bella porque están peinándose las estrellas”, citaba.
“Luna grande” es un conjunto de las canciones más populares de la artista como “Cruz de olvido”, “Soledad” o “Piensa en mí”, con letras de poemas del granadino como “Romance de la pena negra” o “Canción del jinete”.
También hay dos canciones inéditas, compuestas por ella para el poeta, “Ángel que no vela” y “¿Qué hicieron con tu muerte?”; “Extiende la mano y enséñame algo de tu vida y de tu muerte, que nadie sabe qué hicieron con ella”, cuenta esta última.
Con el disco queda saldada “una deuda de amor, de paz y de belleza” con el poeta, una persona a quien Vargas ama “porque es tierno, dulce y es muy bello”, aseguró.
La cantante está a punto de cumplir 93 años el próximo 17 de abril, aniversario que no piensa celebrar porque “esos ya no se celebran, es de atrás para adelante”.
Asegura sentirse como de 200 años pero contó que se encuentra “muy bien” de salud y que pese a su largo viaje y a la silla de ruedas en la que está postrada aún tiene mucho por hacer.
“Dejé de caminar. Estoy pagando un tributo a lo mucho que he andado”, aseguró la mexicana, quien, preguntada por su truco para mantenerse tan joven, dijo que es “un secreto”: “Una crema especial hecha a base de hormonas de mula”, bromeó.
“Me falta mucho por hacer, te puedo hacer un menú completo. Poesía, música, noche, día, por el olvido y por el recuerdo”, dijo la artista, que avanzó que le gustaría hacer algún homenaje al cantante argentino Facundo Cabral, asesinado en julio de 2011.
En la presentación estuvo acompañada por la cantante española Martirio, con quien actuará el próximo domingo en el Palacio de Bellas Artes de la capital mexicana; acompañadas de la mexicana Eugenia León y de la sobrina nieta del poeta, Laura García Lorca, presentarán el disco en este magno escenario.
Martirio aseguró que está “absolutamente emocionada” por participar en este homenaje a su poeta preferido, “un ser de lo más mágico que ha dado el mundo para enriquecer el alma de tantas generaciones para siempre”.
“Si todo esto está unido a la mujer que yo más amo, de la que más he aprendido, siendo, estando, cantando, sin cantar, mirando, en silencio. Para mí ella es un altar y es de las cosas más hermosas que me han pasado en la vida”, dijo.
Chavela Vargas asegura que no tiene cuentas pendientes con la vida. “Ni yo a ella, ni ella a mí, no nos debemos nada, estamos muy bien”, apuntó hoy la cantante, quien asegura que ha caminado tanto que ahora le toca “desencaminar”.
Para ella, aseguró, la vida consiste en “preguntar y aprender” y por eso se ha dedicado a admirar a los grandes como Lorca. “Nunca he sentido envidia por nadie, siempre voy aprendiendo”, apuntó.
Con pocas ganas pero mucha edad, Vargas asegura que se está yendo “poco a poco”; cuando esto suceda, contó, le gustaría que la recordaran “como una vieja loca que se bebió 40 botellas de tequila” y dejó sin existencias a los productores de tequila porque se lo tomó todo, según bromeó.
“Así soy yo. Voy a detener mis pasos una mañana temprano, o un atardecer, como quiera, no me cuesta”; y de fondo, añadió, quiere que suene “La Llorona”, canto que ha estado tan presente en su vida.

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *