Piden honrar a César Chávez con trabajo comunitario

Gloria Molina, supervisora del Distrito I del condado de Los Ángeles. Foto: EFE

Los Ángeles (EFE).- Gloria Molina, una de las supervisoras del condado de Los Ángeles,  invitó a realizar servicio comunitario para honrar la memoria de César Chavez durante la semana que recuerda al líder campesino que se celebrará del 26 al 30 marzo.

Molina, supervisora del Distrito 1 del condado, sugirió a la comunidad hacer voluntariado en bibliotecas públicas, bancos de alimentos o albergues para desamparados, entre otros, con el fin de conmemorar la lucha pacífica de Chávez por los trabajadores campesinos.

“César Chávez dedicó su vida a mejorar las condiciones de los trabajadores que cosechan la comida que alimenta nuestra nación”, afirmó Molina en su mensaje.

“César Chávez ejemplificó lo que significa ser un estadounidense a través de su compromiso de toda una vida con la democracia, la justicia y la dignidad de la gente trabajadora”, agregó la supervisora.

La celebración de la semana de César Chávez, que se realiza en California desde 2002, tradicionalmente se centra en servicio comunitario como una forma de honrar el legado del líder y de continuar su esfuerzo no violento en defensa de los derechos humanos.

Molina invitó también a los educadores a buscar recursos y utilizarlos con sus alumnos en http://www.colapublib.org/chavez/ para ilustrar el importante cambio que la lucha pacífica de Chávez llevó a los trabajadores de los campos.

César Estrada Chávez nació el 31 de marzo de 1927 en un rancho cercano a la población del Yuma, Arizona. A raíz de la Gran Depresión, tuvo que abandonar sus estudios escolares y comenzar una vida itinerante como trabajador agrícola en los viñedos de California.

En 1952 se unió al Centro de Servicio Comunitario (CSO), del que llegó a ser su director nacional. En 1962 fundó la Asociación Nacional de Campesinos, organización que más tarde se convirtió en La Unión de Campesinos.

En febrero de 1968, Chávez inició su primera huelga de hambre que duró 25 días para exigir el reconocimiento de los derechos laborales de los trabajadores agrícolas y mantener el movimiento como una protesta pacífica.

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *