Piden ayuda a iglesias hispanas para reclutar agentes en Colorado

Autoridades policiacas de Aurora, Colorado, recurren a iglesias hispanas para hacerse de nuevos agentes de entre los feligreses. Foto: EFE

Denver, Colorado (EFE).- El jefe de Policía de Aurora, ubicada a las afueras de esta capital, ha pedido a una alianza ministerial hispana que le ayude a reclutar latinos dispuestos a convertirse en agentes policiales.

En una carta enviada a la alianza ministerial cristiana Confianza, el jefe policial Dan Oates indica que el Departamento de Policía de Aurora planea contratar a hasta 30 nuevos reclutas entre quienes completen el entrenamiento que comenzará en noviembre próximo.

“Es una maravillosa oportunidad para jóvenes hombres y mujeres que asisten a las iglesias y que desean seguir una carrera en las fuerzas del orden”, explicó el presidente de esa organización, Fidel Montoya.

Para participar, los interesados deben enviar su solicitud en la primera semana de abril.

“Quisiéramos mejorar la diversidad de nuestro departamento y en particular aumentar el número de agentes hispanos en nuestros rangos”, explica Oates en su carta, hecha pública por Montoya.

En el texto añade: “Estamos enfocando este esfuerzo de reclutamiento en particular en las iglesias con importantes congregaciones afroamericanas e hispanas”.

En su misiva, el jefe policial pide que los pastores de las distintas iglesias hispanas de Aurora accedan a recibir a policías hispanohablantes, para que antes o después de los servicios religiosos tengan oportunidad de explicar a los asistentes los beneficios de unirse al departamento.

Oates también pide que los pastores permitan a los policías realizar “breves comentarios” durante los servicios, especialmente para explicar que las personas bilingües reciben puntos adicionales durante el proceso de selección de candidatos a entrar en la academia policial.

Para Montoya, quien en la década de los 90 se desempeñó como director de seguridad pública de Denver, la invitación de Oates es una gran oportunidad para los jóvenes de la comunidad.

Según el censo, Aurora es la tercera ciudad más poblada de Colorado, con 325,000 habitantes. De ellos, el 29% es de hispanos. Dos de cada tres de esos hispanos son inmigrantes y en su mayoría prefieren hablar español.

En contraste, solo el 12% de los 650 policías de Aurora son hispanos o afroamericanos, según los datos de ese departamento.

Según explicó Montoya, el contacto entre los religiosos latinos y el Departamento de Policía de Aurora comenzó en julio de 2011, luego de que un policía de civil abatiese a un hombre hispano que estaba dentro de su camioneta en el estacionamiento de una tienda local.

El confuso episodio aún está siendo investigado por las autoridades policiales y judiciales correspondientes.

Según Montoya, a raíz de este episodio varios pastores expresaron su deseo de colaborar en el reclutamiento de más policías latinos.

La policía de Aurora comenzó a reclutar latinos hace seis décadas. En 1956, Héctor Jordán fue el primer policía hispano en Aurora, seguido por Peter Pérez dos años después.

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *