Hombre confiesa asesinato de mexicana en NY

Llega a su fin el misterio de la muerte de la mexicana Laura Garza con la confesión de Michael Mele. Foto: EFE

Nueva York (EFE).- Un hombre que iba a ser juzgado en un tribunal del estado de Nueva York por la muerte de una estudiante mexicana hace tres años se declaró culpable y cerró un acuerdo con la Fiscalía por el que pasará 23 años en prisión.
El acusado, Michael Mele, admitió ante el juez Nicholas De Rosa, del tribunal criminal del condado de Orange, haber asesinado a la joven que conoció en una discoteca de Manhattan en diciembre de 2008, según confirmaron fuentes judiciales.
Después de cerrar el acuerdo de culpabilidad con la Fiscalía de Orange en la primera jornada del juicio, el magistrado condenará a Mele a 23 años de cárcel, una sentencia que tiene previsto anunciar el próximo 6 de marzo, según detallaron las mismas fuentes.
Durante su comparecencia ante el juez, el acusado dijo que tras conocer a la chica en una discoteca de Manhattan la invitó a pasar la noche en su apartamento en Wallkill, a casi dos horas en coche de la Gran Manzana, según detalla el diario Daily News.
Mele aseguró que tuvieron una discusión cuando ella descubrió que tenía novia, que en el forcejeo le tapó la boca y segundos después sintió que “algo malo” había pasado, tras lo cual le entró un ataque de pánico “y en vez de llamar al 9-1-1” se deshizo del cuerpo.
“Mi hija tendrá la misma edad que mi hermana cuando salga en libertad. Eso no es justicia, tendría que ser condenado a toda una vida entre rejas”, afirmó un hermano de la víctima, Iván Garza, tras conocer la declaración de culpabilidad.
El caso acaparó la atención de los medios desde la búsqueda que comenzó la familia tras la desaparición de la joven, el hallazgo de su cuerpo más de un año después, y la posterior acusación contra Mele, un reincidente incluido en la lista de ofensores sexuales.
Fue acusado en diciembre de 2010 por la fiscalía de ocho delitos por homicidio y manipulación de evidencias porque tras tirar el cuerpo de la estudiante a un vertedero en Pennsylvania se deshizo de la alfombra de su apartamento y la de su vehículo.
El hombre salió de una discoteca de Manhattan con Garza y un día después, en la mañana del 4 de diciembre, varios testigos aseguraron haber visto por última vez a la joven en Newburgh, una población del condado neoyorquino de Orange, cerca del apartamento de Mele.
Laura Garza, de 25 años en el momento de su desaparición, se acababa de mudar a Brooklyn, Nueva York, cinco meses antes procedente de la localidad de McAllen, Texas, y aspiraba a ser bailarina profesional.
Los restos de la joven fueron hallados en abril de 2010 por un grupo de jóvenes que conducían vehículos todoterreno por el Monte Cobb, en el estado de Pennsylvania, a una hora por carretera del apartamento de Mele, según las autoridades.

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *