Rotativos de Ciudad Juárez y Ríodoce reciben el Premio María Moors Cabot

Premio Maria Moors Cabot, uno de los mayores galardones periodísticos.

NUEVA YORK . — En muchas partes del mundo los periodistas se juegan literalmente la vida por cumplir con su trabajo de informar a la sociedad, por lo que merecen el mayor de los reconocimientos. Varios de ellos, entre ellos lo rotativos Diario de Juárez y Ríodoce, descritos como ejemplos de valentía, recibieron  el prestigioso premio María Moors Cabot, el más antiguo del periodismo internacional.

Los periódicos fueron premiados por “dar aliento a reporteros excepcionales en todo México que se juegan la vida por la realización de su trabajo, especialmente en zonas afectadas por el narcotráfico”, según AP.

Los periodistas Osvaldo Rodríguez Borunda, del Diario, e Ismael Bojórquez, de Ríodoce, acudieron a una ceremonia en la Universidad de Columbia para recibir el galardón.

El periodista salvadoreño Carlos Dada, fundador y director del diario por internet El Faro, recibió también el galardón, al igual que el canadiense Jean-Michel Leprince y el diario estadounidense Arizona Daily Star.

“Nos sentimos muy honrados y aceptamos este premio en nombre de nuestros periodistas asesinados”, dijo Borunda al público. “En México sufrimos un vacío de poder. Nuestros periodistas son más vulnerables que corresponsales de guerra. No hay protección. Estamos solos”, añadió.

Dos de los reporteros del Diario de Ciudad Juárez han muerto a manos del crimen organizado en los últimos años. Borunda aseguró en un artículo de su diario que la compensación económica que recibirá junto al premio Cabot la repartirá entre la viuda de Armando Rodríguez “El Choco”, y los deudos de Luis Carlos Santiago, ambos asesinados en el desempeño de su profesión.

La violencia atribuida al crimen organizado ha dejado más de 35.000 muertos en todo México desde diciembre de 2006, aunque algunas organizaciones civiles han señalado que la cifra supera las 40.000 víctimas.

“Se vive un comportamiento realmente barbárico”, dijo durante la ceremonia Lee Bollinger, el presidente de la Universidad de Columbia, en referencia a algunas ciudades de México.

Bojórquez aseguró que el periodismo mexicano vive ahora “una tragedia” y que existe un ambiente de autocensura en las salas de redacción.

“Me parece que este premio puede ser una llamada de atención al gobierno mexicano sobre las condiciones en que los periodistas estamos ofreciendo noticias”, dijo Bojórquez a The Associated Press. “Ojalá que sirva de algo”.

El presidente mexicano Felipe Calderón admitió el mes pasado que algunos lugares del país viven una “dramática situación de inseguridad”, pero destacó que no piensa detener su estrategia de combate a la delincuencia y se comprometió a entregar antes de que concluya su mandato instituciones de seguridad y procuración de justicia depuradas y confiables.

Calderón también llamó a los gobernadores de los 31 estados del país y de la capital a avanzar en la depuración de sus policías y les pidió comprometerse con el objetivo de que para mayo del 2012 todos los mandos superiores y medios hayan aprobado pruebas de control de confianza.

El miércoles, los tres periodistas latinoamericanos recibieron los premios tras una concurrida cena, llena de aplausos y discursos, en uno de los históricos edificios del campus de la universidad, en pleno Manhattan.

Dada, el director de El Faro, fue premiado por demostrar “cómo los medios digitales pueden superar barreras económicas y ofrecer un periodismo de alta calidad en una región donde el nivel de prensa es bajo y muchos medios son partidarios o corruptos”.

“El Salvador es un lugar lleno de historias. Historias que se merecen ser contadas”, dijo el periodista. “Nuestro trabajo proviene de nuestra indignación, nuestra curiosidad y nuestras esperanzas”.

El premio Cabot, creado en 1938, se otorga cada año a quienes destacan en su cobertura de América Latina y el Caribe.

______________

Claudia Torrens está en Twitter como @ClaudiaTorrens

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.