City of Lights: Bicicleteando a todas luces en su segundo año de vida

Súper héroes en bicicleta cuando de ayudar a los ciclistas de bajos recursos se trata. Todo el equipo de City of Lights posa para la foto durante su segunda cena de gala en LA.

Por Agustín Durán.

Los Ángeles, Ca.- A dos años de que el programa City of Lights hiciera oficial su nacimiento bajo la sombra de la Coalición de Bicicletas del Condado de Los Ángeles (LACBC), más de 150 ciclistas o amantes de las bicicletas celebraron  ayer un  aniversario más  con una cena de gala donde recaudaron fondos para seguir alumbrando.

“El propósito inicial fue darle luz a los ciclistas invisibles. A aquellos que van a trabajar  a las 4 o cinco de la mañana y lo único que tienen es su bicicleta, pero no tienen casco, luces o ropa adecuada para que los conductores los puedan ver”, expresó Andy Rodríguez, uno de los fundadores del programa.

(Vea 25 fotografías de la segunda cena de gala de City of Lights celebrada ayer en un restaurante del centro de LA.  http://www.facebook.com/latinocal)

De acuerdo a Rodríguez, el año pasado entregaron cerca de 150 cascos, más de 100 luces laterales y traseras e impartieron decenas de talleres para informar a las personas las reglas y sus derechos y así, puedan transportarse en una forma segura y sin infracciones.

Laura Torres recibió un reconocimiento por parte de City of Lights por su creatividad e impulso que le ha dado al movimiento ciclista en LA.

Debido al crecimiento que han tenido ayudando a ciclistas, ahora el programa empieza a influenciar el estilo de vida de miles de angelinos que parecían irreformables,  a utilizar otro medio de transporte en la ciudad que no fuera un auto.

Hace unas semanas se realizó en Los Ángeles  CicLavía, el evento de bicicletas más grande de la ciudad donde cerca de 130 mil personas participaron y ahora forman parte de ese movimiento que parece avanzar como bola de nieve.

Esos esfuerzos han surgido con el apoyo de City of LIghts, LACBC, Metro y otras organizaciones  que recientemente recibieron la noticia de que el concilio de LA había aprobado un plan maestro que permite la construcción de más carriles de bicicleta en las principales arterias de la ciudad.

Héctor Tovar, columnista del diario LA Times fue otro de los reconocidos por el apoyo que ha dado con su pluma al movimiento ciclista en LA

Fue precisamente al alcalde Antonio Villaraigosa a quien City of Lights le entregó un reconocimiento por el apoyo que ha brindado al movimiento; sin embargo, ese apoyo fue más rápido y  ha crecido gracias a las publicaciones de algunos reporteros que se han tomado el tiempo para escribir del programa.

Como el caso de Héctor Tovar, columnista de LA Times, quien con sus historias como “Pilgrim on a biking Mission” ha influenciado a miles de lectores que ahora ya ven a la bicicleta como una opción y por ello,  el día de ayer  recibió un reconocimiento del programa.

Y obviamente esas historias, difícilmente hubieran tenido lugar sin esos héroes desconocidos y activistas que lo único que buscan es ayudar al prójimo y se involucran o crean movimientos sociales para contribuir al cambio, y ese fue el caso de Laura Torres.

Estacionamiento VIP para los ciclistas que asistieron al evento.

La joven profesional mencionó que debido a que el año pasado no paso la medida AB-540 que hubiera dado oportunidad a miles de jóvenes  a seguir su universidad, para motivar al grupo a seguir luchando, organizó un viaje llamado El tour de los sueños que iba de Boyle Heights a Santa Ana y logró reunir a cerca de 100 personas.

En ese evento se dio cuenta que a través del ciclismo se podía influenciar y llevar el mensaje a personas que nunca habían oído o parecían interesados sobre el movimiento de los estudiantes; además de darle otro giro al movimiento migratorio y seguir presionando al gobierno, pero ahora en bicicletas.

Al final del evento donde el alcalde Villaraigosa y el concejal Ed Reyes mandaron un video con su mensaje de solidaridad y felicitaciones para el programa, los ciclistas se olvidaron por un momento de pedalear y pulieron la duela del Restaurante La Fonda a ritmo de cumbia.

Esta historia la puede encontrar en El Pasajero http://elpasajero.metro.net/

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *