Ataque de talibanes deja 15 muertos en Afganistán

Los ataques de los talibanes dejaron 15 muertos.

Un ataque de 19 horas de talibanes suicidas y de otros fuertemente armados contra el cuartel general de la OTAN y la embajada de Estados Unidos en Kabul concluyó el miércoles con un saldo de al menos 15 afganos muertos, entre ellos cuatro policías, además de nueve “kamikazes”.

Once civiles y cuatro policías afganos murieron y 19 resultaron heridos, entre ellos nueve policías, precisó la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF). No murió ningún militar de la OTAN y 6 resultaron heridos.

Nueve “kamikazes” en total murieron, según la policía: seis en el edificio y tres el martes en otros lugares de la capital: dos cerca de casernas de la policía en el oeste de Kabul, a varios kilómetros del centro de la ciudad, y uno en la carretera que lleva al aeropuerto.

Los últimos dos atacantes, atrincherados desde el martes en un edificio en construcción, fueron abatidos en la mañana del miércoles, anunció a la AFP Sidiq Sidiqi, un portavoz del ministerio afgano del Interior.

“Los últimos atacantes están muertos y los combates terminaron. Había seis terroristas en el edificio y están todos muertos”, dijo Sidiqi poco después de la 09H00 (04H30 GMT).

Según el teniente Jemmie Cummings, un portavoz de la ISAF, entre los 11 civiles muertos hay tres niños.

Los disparos de armas automáticas y cohetes comenzaron el martes hacia las 13H30 (09H00 GMT).

El cuartel general de la ISAF y la embajada de Estados Unidos, ubicados en el centro de Kabul, fueron los principales objetivos de los combatientes talibanes, que también atacaron a las fuerzas policiales en el oeste de la capital y en la carretera hacia el aeropuerto.

Este ataque lanzado al día siguiente del décimo aniversario de los atentados del 11 de setiembre de 2001, en uno de los barrios más protegidos de la capital sometida a estrictas medidas de seguridad, fue un nuevo revés para la OTAN.

La Alianza Atlántica ha comenzado a retirar sus tropas de combate de Afganistán y a traspasar la seguridad del país a las fuerzas afganas, un proceso “de transición” que debería culminar en 2014.

Al menos dos obuses de mortero cayeron en un barrio donde se encuentran las embajadas occidentales, uno sobre los locales de una televisión privada y el otro en una calle, contó un fotógrafo de la AFP que vio al menos a cuatro personas heridas.

El presidente afgano Hamid Karzai “condenó “firmemente los ataques terroristas” lanzados por kamikazes talibanes en pleno centro de Kabul y afirmó que éstos no impedirán la “transición”.

“Esos ataques no pueden afectar la determinación del pueblo a asumir la responsabilidad de los asuntos de su país, por el contrario reforzarán esta determinación”, dijo el jefe del Estado.

La embajada de Estados Unidos indicó que no había heridos entre su personal.

Los insurgentes islamistas, que desde hace diez años combaten contra el régimen de Kabul apoyado por unos 130.000 soldados de la OTAN, esencialmente estadounidenses, han intensificado considerablemente su guerrilla en los últimos años, multiplicando los ataques incluso en el centro de la capital.

El 19 de agosto, varios kamikazes atacaron la sede en Kabul del British Council, la agencia cultural británica. Nueve personas murieron en el ataque.

A fines de junio, nueve kamikazes atacaron el hotel Intercontinental, uno de los más importantes de Kabul, matando a nueve civiles afganos y a un español, así como a dos policías.

Los kamikazes también consiguieron ingresar en objetivos tan importantes como el hospital militar de Kabul o el ministerio de Defensa.

Un policía afgano pasa el 14 de setiembre ante el cuerpo de un insurgente talibán muerto en los ataques del día anterior en Kabul. Los talibanes causaron pérdidas y daños limitados al atacar dos de los lugares más sensibles de Kabul y sembrar el caos durante 19 horas en la capital, pero lograron una victoria psicológica, según expertos.

Fuerzas de seguridad de Afganistan montan guardia cerca del edificiio donde talibanes atacaron el 13 de setiembre en Kabul. Once afganos murieron, entre civiles y uniformados, y seis militares extranjeros resultaron heridos en Kabul en una serie de ataques contra el cuartel general de la OTAN y la embajada de Estados Unidos que duraron 19 horas, indicó un portavoz del ministerio del Interior.

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.