Loa a mi abuela: Una víctima del Franquismo

Por Aitana Vargas Sus manos delicadas y arrugadas se abrieron como lo hacen la amapolas en…