Ahora más que nunca necesitamos aliados que apoyen a la comunidad inmigrante

Una niña muestra un cartel en favor de los inmigrantes que viven en Estados Unidos, atacados desde el inicio de la campaña de quien ahora es presidente electo del país. Foto: Tomada de internet.
Una niña muestra un cartel en favor de los inmigrantes que viven en Estados Unidos, atacados desde el inicio de la campaña de quien ahora es presidente electo del país. Foto: Tomada de internet.

 

Juan Escalante/America’s Voice

Los resultados de la elección del martes han causado conmoción en toda la comunidad inmigrante de Estados Unidos, luego de que uno de los más xenófobos y antiinmigrantes políticos de la historia reciente fuera electo presidente.

La elección de Donald Trump ha colocado a muchas de nuestras familias, la mía incluida, en un nivel de incertidumbre que nunca habíamos experimentado. El miedo cunde de manera desenfrenada, mientras los inmigrantes en todo el país se preguntan qué pasará con ellos, si el programa DACA de 2012 del presidente Obama será eliminado y si la fuerza de deportación de Trump vendrá a tocar a nuestras puertas.

Tiemblo mientras escribo este texto. La ansiedad es lo único que me es familiar en este momento, y estoy seguro de que es el mismo sentimiento que muchos de mis amigos inmigrantes y colegas están experimentando ahora mismo. Y es completamente entendible.

Nuestras comunidades tienen derecho a lamentar y a sentir aflicción tras los resultados electorales, dado que hay más preguntas que respuestas en este momento. Personalmente, tengo miedo. Miedo a que mis familiares vayan a la cárcel, sean deportados y acusados de ser parásitos responsables de los problemas de nuestro país. Miedo por los hijos ciudadanos estadounidenses cuyos padres son indocumentados y podrían ser deportados. Miedo de este oscuro sendero que nuestro país ha escogido.

Estoy tratando de procesar esto de la mejor manera posible, tanto los resultados de la elección, como el miedo y la ansiedad al paso de los días. No va a ser fácil y va a llevar tiempo, pero reconozco que debo superar esto en algún momento si voy a ayudar a otras comunidades a avanzar. Invito a todos los que lean esto a hacer lo mismo.

Hay un gran alivio al saberse parte de la comunidad inmigrante. Cada vez más los inmigrantes han demostrado su fuerza, su resistencia y su compromiso con este país. Y aunque sé que nos respaldamos unos a otros, es momento de que nuestros aliados se acerquen y nos ayuden en estos difíciles momentos.

El apoyo que he recibido desde la noche del martes ha sido enorme. Son mensajes de texto, comentarios en Facebook, correos electrónicos y llamadas telefónicas de colegas que han expresado apoyo y preocupación por mi familia y por mí. Estos actos de bondad son bienvenidos, sin dejar de mencionar que tranquilizan, y agradezco a cada uno de los que se han tomado el tiempo para tenderme la mano y leer mis textos en redes sociales.

Sin embargo, debo pedir un favor enorme a todos mis aliados.

Sus mensajes de apoyo ciertamente me han ayudado mucho en este par de días, pero sus acciones son las que asegurarán que las familias inmigrantes como la mía no sean deportadas por el gobierno de Trump.

Como comunidad, hemos aprendido a luchar por nuestras familias. Nunca hemos retrocedido ni mostrado miedo. Muchos de nosotros nos hemos fogueado organizándonos durante el gobierno de Obama. No siempre fue fácil lidiar con ellos, pero nos escucharon porque hicimos que nos escucharan. Logramos que hubiera cambios. Pero ahora nos encontramos en un lugar muy diferente. Organizándonos contra el gobierno de Trump, que será abiertamente hostil con nuestra comunidad, será muy diferente y mucho más peligroso.

La inmigración ya no debe ser un tema político abstracto e incómodo en las mesas de nuestros aliados. Si quieres apoyar a inmigrantes como yo, entonces debes estar dispuesto a dar el paso y entrar en acción en todo momento.

Ya sea participando en un acto de protesta, haciendo una donación a alguna organización pro inmigrante nacional, estatal o local, o echando una mano a los inmigrantes que puedan sentirse sin opciones; esos son los tipos de acciones y de participación que permitirán a los inmigrantes enfrentar y superar estos difíciles momentos y quedarse en Estados Unidos.

No tengo la respuesta a muchas de las preguntas que están haciendo actualmente los inmigrantes. Todo lo que sé es que nuestra comunidad necesitará tiempo para sanar y no ceder ante el miedo, porque necesitaremos estar listos para luchar contra cualquier propuesta antiinmigrante que se cruce en nuestro camino.

Si eres inmigrante o miembro de un grupo minoritario que se sienta amenazado por el gobierno de Trump, por favor cuídate en los días que vienen y tómate el tiempo para aprender más sobre tus derechos.

Si eres un aliado, el momento de unirte a nuestra lucha por un país más incluyente es ahora.

 

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *