Madres solteras, embarazos no deseados

Martha Sáenz.

Enfrentar la vida con hijos teniendo un compañero que colabore en su educación y formación es una tarea difícil de realizar. Pero enfrentar la misma realidad, sin pensar que esto iba a suceder, siendo madre soltera en la edad de la pre o adolescencia, se vuelve una situación verdaderamente complicada, caótica, dolorosa  y estresante. Las niñas-adolescentes irrumpieron en la vida adulta sin estar preparadas: física, emocional e intelectualmente.

Esto las toma por sorpresa y cambia radicalmente sus vidas: no saben qué hacer, a quién recurrir y sobre todo, no entienden por qué les sucede esto a ellas; y mucho menos que el estar embarazadas, les haya roto de tajo sus planes de su niñez o futura juventud. Esto puede ser demasiado doloroso y aterrador, por lo que entran en un caos que ellas contemplan sin salida. La joven se derrumba sin poder encontrar una puerta de salida ante dicha situación. Sin el apoyo de nadie más, sólo con sus propios recursos y algunas veces con el apoyo condicionado o el rechazo de los padres, se encuentran de un día para otro enfrentando la vida solas y con un ser que pronto las acompañará y  llenará de responsabilidades.

Las razones por las cuales el embarazo no deseado  es más frecuente cada día son:

-La ingenuidad e inocencia de las niñas-adolescentes.

– El haber pensado que a ellas nunca les pasará, y no haber tomado las debidas precauciones.

-Dejar la responsabilidad de cuidarlas y no embarazarlas en su compañero.

-Fantasear que, si esto sucede, su pareja se hará responsable.

– La total ignorancia de las consecuencias de tener relaciones sexuales tempranas y sin precaución e información.

¿Que les espera a estas niñas?

Resultaría muy fácil criticar, censurar o desvalorizar a una futura madre y las razones por las que sin pensar ni desear llegó a dicho compromiso. Pero de algo estoy segura: detrás de cada una de ellas está una joven asustada, angustiada y presionada por cómo enfrentar dicha situación y  por el futuro que le espera a ella y a su bebé.

Preparar a los hijos niños-adolescentes para el futuro, y sobre todo para el mundo que fuera del hogar les espera, es cada día más complicado. La solución está en la prevención, pero cuando esto es imposible y el embarazo es una realidad, hay que preparar a la futura madre para que desarrolle bien su papel y asuma lo mejor posible sus responsabilidades para tener a su hijo, o de lo contrario, ayudarla u orientarla, a que esté bien asesorada por profesionales de la salud para que vea las opciones que tiene, por ejemplo, dar al bebé en adopción.

No podemos cortarles las alas a las jóvenes que han pasado por esta situación y mucho menos estigmatizarlas, nosotros los adultos somos responsables de apoyar y ayudar a sanar las heridas que dichas decisiones les han provocado. Démosles la oportunidad de aprender de esta difícil lección.

Enseñémoslas a reparar su vida y la de su propio hijo (si es que decidió tenerlo), evitando que vuelva a caer en el mismo error. No condenemos solo por condenar sin saber que lo que sucede en nuestra sociedad es nuestro problema también, ya que somos integrantes de la misma.   Aportemos la experiencia de ser adultos y ayudemos a que esto se solucione y lo que es más importante si hay tiempo que se prevenga en la familia y la sociedad, y como sociedad.

Se ha demostrado que muchos niños nacidos en estas condiciones son obligados por la situación de desventaja en la cual nacieron a desarrollar sus propias capacidades internas y, sobre todo, a enfrentar las circunstancias adversas en forma adecuada, logrando ser adultos exitosos.

Ellos logran reconocer y a aceptar el esfuerzo de su propia madre, siempre y cuando ella haya superado y enfrentado la responsabilidad en una forma madura, amorosa y digna

Lamentar el pasado no nos aporta nada. Aprender de lo sucedido y comprometerse a prevenir estos problemas a través de la educación es lo más responsable que podemos hacer por ellas.

¿Si usted estuviera en esta situación, ¿que le gustaría que sucediera?

¿Le gustaría ser criticada y satanizada o que alguien le tendiera la mano?

¿Sabría a quién acudir? ¿A quién pedir ayuda?

 

**Martha Sáenz

Life Coach e Hipnoterapeuta

www.marthasaenz.com

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *