Edison demanda a Mitsubishi por la planta de San Onofre

La planta de nuclear de San Onofre se cerró de manera permanente debido a fallas en los generadores de vapor fabricados pro Mitsubishi.

ROSEMEAD, Calif., 18 de julio de 2013 — Southern California Edison (SCE) ha presentado formalmente un Aviso de Disputa ante Mitsubishi Heavy Industries, Ltd. y Mitsubishi Nuclear Energy Systems (colectivamente, “Mitsubishi”) que busca responsabilizar a Mitsubishi por el diseño y la fabricación de los Generadores de Vapor de Reemplazo (RSG por sus siglas en inglés) defectuosos instalados en la Central Nuclear San Onofre (SONGS).

“Nuestra medida procura asegurar que Mitsubishi asuma la responsabilidad que le corresponde por proveer generadores de vapor defectuosos que llevaron al cierre de SONGS”, dijo Ron Litzinger, presidente de SCE.

Aunque Mitsubishi garantizó que los generadores funcionarían de modo confiable por 20 años, SCE debió retirar de servicio a SONGS en enero de 2012 cuando uno de los RSG de Mitsubishi sufrió una pérdida de refrigerante radioactivo a menos de un año de su instalación.  Aunque su contrato con SCE requería que Mitsubishi reparara los RSG “con la debida diligencia y prontitud”, el Aviso de Disputa de SCE alega que Mitsubishi no cumplió esta cláusula.

Ante la continua incertidumbre relativa a la reactivación de SONGS a cualquier nivel de potencia, SCE cerró permanentemente la central en junio de 2013.  SCE alega que como diseñador y fabricante de los RSG defectuosos, Mitsubishi es responsable por los perjuicios enormes que sus fallas han provocado a los contribuyentes de California, a SCE y a los propietarios restantes de SONGS.

Cuando SCE contrató a Mitsubishi para cambiar los generadores de vapor, el objetivo era extender el ciclo operativo de SONGS de modo que ésta continuara abasteciendo energía segura, confiable y económica a más de 1.4 millón de hogares del sur de California.

Sin embargo, el Aviso de Disputa de SCE afirma que Mitsubishi infringió gravemente el Contrato con su incumplimiento absoluto de entregar lo que había prometido.  SCE alega que Mitsubishi cometió errores en la modelación de las condiciones termohidráulicas de los RSG, incluyendo la humedad relativa de la mezcla de vapor/agua en los RSG (“fracción de vacío”) y la velocidad del flujo de vapor/agua dentro de los RSG (“velocidad de fluido”).

Además, alega que Mitsubishi no diseñó estructuras de soporte a los tubos capaces de soportar las condiciones termohidráulicas extremas dentro de los RSG.  Como resultado, los RSG se vieron expuestos a una vibración perjudicial que provocó varios tipos de desgaste excesivo en los tubos.  El desgaste de tubo a tubo estaba tan avanzado en uno de los cuatro RSG diseñados de forma idéntica que provocó una pérdida de refrigerante radioactivo, la cual SCE pudo solucionar apagando de modo inmediato y seguro la central.

El Aviso de Disputa afirma que a lo largo de más de 16 meses, SCE solicitó a Mitsubishi la resolución de estos problemas, pero el proveedor incumplió sus obligaciones contractuales.  SCE facturó a Mitsubishi el dinero que debió gastar para investigar e intentar reparar los RSG, pero SCE afirma que Mitsubishi se ha negado a asumir responsabilidad por ninguno de estos gastos, incluso después de haber recibido miles de páginas de documentos de apoyo.  SCE además afirma que Mitsubishi se negó a acceder a una auditoría acordada contractualmente de los documentos relativos a su trabajo en los RSG, dificultando un análisis transparente sobre qué fue lo que falló en los generadores de vapor de Mitsubishi y porqué.

El Aviso de Disputa también alega que SCE solicitó a Mitsubishi un plan de reparación o reemplazo que eliminara el riesgo de que estos problemas graves se repitieran, pero después de más de 16 meses y a pesar del requisito contractual de proveer reparaciones “con la debida diligencia y prontitud”, Mitsubishi se limitó a presentar propuestas “conceptuales”. Por ejemplo, una propuesta habría obligado a los trabajadores a realizar reparaciones inéditas en áreas radioactivas de espacio limitado (18 pulgadas) con herramientas especiales que aún no existían.

Finalmente, sin un plazo confiable para generar energía en SONGS, SCE determinó que el curso más prudente de acción era terminar la incertidumbre para sus usuarios y la compañía cerrando permanentemente la central en junio de 2013.  Dicho cierre anticipado es exactamente lo que el Proyecto de Reemplazo de los Generadores de Vapor debía evitar.

El aviso de SCE presentado hoy inicia formalmente un proceso de 90 días de duración para la resolución de la disputa en virtud del Contrato.  Si este proceso no prosperase, SCE planea iniciar un procedimiento de arbitraje de carácter vinculante contra Mitsubishi en su calidad de diseñador y fabricante de los RSG defectuosos, a fin de recuperar los daños que Mitsubishi ha ocasionado.

En el Aviso de Disputa, SCE aduce que las limitaciones a la responsabilidad de Mitsubishi establecidas en el Contrato no son aplicables debido a excepciones contractuales y a cláusulas de las leyes de California.  De modo similar al fabricante de un automóvil defectuoso (conocido en inglés como “lemon”), Mitsubishi no pudo resolver los defectos en su producto debido a que estos eran tan fundamentales y extendidos.  En estas circunstancias, SCE afirma que las limitaciones no son aplicables y que Mitsubishi es por lo tanto responsable de la totalidad de daños incurridos por SCE, los propietarios restantes de SONGS y sus usuarios.

Una copia del Aviso de Disputa está disponible en: http://www.edison.com/files/NoticeOfDispute.pdf.  SCE debió editar ciertas partes del Aviso de Disputa que se basan en información que Mitsubishi considera exclusiva y confidencial.  Si Mitsubishi acepta revelar esta información, SCE presentará una copia no editada del Aviso de Disputa.

 

 

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *