Hija de exagente argentino denuncia a su padre en México

Policías realizan un operativo en un centro nocturno en Cancún. Foto: EFE

México, D.F. (EFE).- La argentina Lorena Martins entregó a la Procuraduría y al Congreso mexicanos “pruebas” de que su padre, un exagente de inteligencia, maneja una red ilegal de prostitución en el Caribe mexicano, por lo que debe recibir “un castigo”, dijo la misma denunciante.
Según la mujer, Raúl Martins, exagente de la Secretaría de Inteligencia del Estado de Argentina (Side), controla una red que lleva mujeres de Buenos Aires a México, donde son obligadas a prostituirse, hecho que ya fue denunciado ante la justicia argentina.
“Como los delitos por trata de personas ocurren en Argentina y México consideré que lo más apropiado era también presentar pruebas en este país”, precisó Lorena en una entrevista.
Explicó que ante las autoridades mexicanas entregó en calidad de testigo y denunciante “pruebas documentadas, grabaciones, testimonios y fotografías” que afianzan la culpabilidad de su padre por trata de personas y se presentó una copia al Congreso de México a través de la legisladora Rosi Orozco.
Lorena dice que su padre reside en la zona hotelera del balneario mexicano de Cancún y que desde 2007 comenzó, junto con gente perteneciente al narcotráfico y al crimen organizado, el negocio de prostíbulos en las mexicanas Playa del Carmen, Tijuana y Cancún.
La hija del exagente acusado explicó que denunció a su padre por “obligación moral” y porque algunas de las chicas,varias menores de cerca de 15 años y que fueron víctimas de su padre, le solicitaron ayuda para denunciarlo.
“Muchas de ellas la están pasándola mal, están bajo el temor y la amenaza de estas personas que son bandas de delincuentes, que además se asocian con narcotraficantes y yo creo que no había otra que denunciar por más que fuera mi padre”, insistió
Reconoció que aunque esta denuncia ha representado “un riesgo” para su vida, debido a que en octubre pasado su padre ordenó su muerte, continuará con este proceso “hasta que cumpla con la justicia por las decenas de víctimas”.
Según datos oficiales, en 2007 las autoridades de Cancún clausuraron el centro nocturno “The One”, propiedad de Raúl Martins por irregularidades.
Ese mismo año, el entonces gobernador del estado de Quintana Roo, Félix González Canto, negó que su gobierno protegiera a Martins.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *