El PRI recupera gobierno de Michoacán

El priista Fausto Vallejo tomó posesión como gobernador de Michoacán el miércoles. Foto: EFE

Morelia, México (EFE).- Fausto Vallejo , de Partido Revolucionario Institucional (PRI), asumió el miércoles el gobierno del estado de Michoacán, en manos de la izquierda en los últimos 10 años, después de unas controvertidas elecciones.

Vallejo, ahora gobernador de Michoacán, derrotó en las urnas a Luisa  María Calderón Hinojosa, hermana del presidente mexicano Felipe Calderón, tras una intensa campaña en la que el narcotráfico ejerció presiones en favor de determinados candidatos.

En las elecciones celebradas el 13 de noviembre de 2011, Vallejo, que fue respaldado por una coalición del PRI y el Verde Ecologista de México (PVEM), ganó con el 35.42 % de los sufragios, seguido muy de cerca por Luisa María Calderón del Partido Acción Nacional (PAN) con el 32.62 % de los votos.

Vallejo, quien gobernará Michoacán hasta el 30 de septiembre de 2015, anunció en su primer discurso su respaldo a Calderón en la lucha contra del crimen organizado, y designó como secretario de Seguridad Pública a Elías Álvarez, quien ha desempeñado diversos cargos en la Policía Federal.

Unas 172 impugnaciones fueron presentadas ante el Tribunal Federal Electoral para pedir la anulación del triunfo de Vallejo por irregularidades en los comicios y la presunta intervención del crimen organizado.

Sin embargo, los magistrados rechazaron estos recursos por improcedentes y validaron la victoria del Revolucionario Institucional en uno de los bastiones del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Las impugnaciones fueron interpuestas por la propia Luisa María Calderón y el PRD, fundado por el excandidato presidencial Cuauhtémoc Cárdenas.

Calderón anunció en su estado natal la guerra contra el narcotráfico, al desplegar la Operación Conjunta Michoacán dirigida a enfrentar al cártel de las drogas La Familia Michoacana, cuyos jefes intermedios desertaron y formaron en 2011 la organización criminal de Los Caballeros Templarios.

Ambas bandas se disputan el control del estado debido a que cuenta con condiciones favorables para la producción y tráfico de drogas, tanto naturales como sintéticas, además de 270 kilómetros de litoral en el Océano Pacífico e importantes zonas boscosas y montañosas.

La costa del Pacífico es utilizada frecuentemente por los narcotraficantes como punto de enlace para el tráfico de cocaína desde Sudamérica hacia Estados Unidos

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *