CicLavía, una experiencia en dos ruedas que gana terreno en LA

Familia Vilchis con su mensaje social: La vivienda es un derecho humano

Por Agustín Durán.

Los Ángeles, Ca.- Caminar o pedalear en medio de los edificios de Los Ángeles, visitar  comunidades desconocidas, llevar un mensaje social, juntarse con los amigos, la familia o personas de diferentes grupos  sociales o raciales, pero con los que se comparte un gusto, el gusto de andar en bicicleta.

Eso fue CicLavía, uno de los eventos que gana terreno  en la capital del auto y sigue creciendo. En esta ocasión llegó a más comunidades de Los Ángeles por donde la gente tuvo oportunidad de pasear a sus anchas en calles donde generalmente no son bienvenidos por los automovilistas.

Según estimados de los organizadores, el domingo pasado participaron alrededor de 130  mil personas en un espacio de 10.5 millas que va de Hollywood, el sur y el centro histórico y el este de Los Ángeles donde muchas personas se detenían a posar para la foto ya que aunque nacieron en la ciudad nunca habían tenido oportunidad de visitar esos espacios, y mucho menos en bicicleta con la familia.

Ese fue el caso  de Trey Hervert, quien viviendo en Estudio City nunca había visitado uno de los puentes del este de Los Ángeles, donde se detuvo a tomar una foto. “Yo nací aquí, pero la verdad es la primera vez que cruzo este puente y la vista está increíble, es por eso que nos detuvimos”.

En el caso de Leonardo Vilchis, activista de Vecinos Unidos, CicLavía no sólo significó una oportunidad para compartir con la familia un día en bicicleta, apoyar el movimiento y mejorar el medio ambiente, sino que la avenida fue una ventana para dejarle saber a los miles de participantes que la vivienda es un derecho humano.

El alcalde Antonio Villaraigosa encabeza un contingente de jóvenes para promover el transporte en bicicleta

“Buscamos cambiar las leyes de vivienda, expandir el control de rentas y que den mejor calidad de vida a los inquilinos (65% de la población) de Los Ángeles”, expresó el activista, quien en el volante de su bicicleta y de sus hijos puso un mensaje: Housing is a human right.

Por el lado económico, CicLavía fue todo un gran negocio para los dueños de locales a lo largo del recorrido ya que muchos tomaron ventaja del tráfico y sacaron sus puestos a la calle para invitar a los ciclistas a comprar un agua, un café o hasta unos tacos de carne asada.

“Las vez pasada vimos que los tacos de carne asada son muy bien vistos y solicitados por los ciclistas y es lo que estamos preparando el día de hoy”, expreso Phil, dueño de Chávez Market, quien con música y el aroma difícil de ignorar de la carne, invitaba a los ciclistas a pararse a comer un taco.

CicLavía fue toda una fiesta familiar donde cada dos millas encontrabas centros donde arreglar la bicicleta en caso de necesitarlo y entretenimiento para toda la familia; además de ser una forma de mostrarle a sus hijos la ciudad, cómo andar en bicicleta y convivir un momento inolvidable.

“Venimos desde el este de Los Ángeles y esperamos llegar a Hollywood”, dijo José Huizar, quien ese día dejo el traje y los formalismos de concejal para llevar a sus hijos: Emilia de 9, Isabela de 7 y Simón de 3 por un recorrido por la ciudad que dirige.

CicLavía fue un evento inmejorable para enseñar a sus hijos a andar en bicicleta

Por otro lado, el grupo 99% compuesto por cientos de personas que han estado plantados alrededor del ayuntamiento de LA, explicaron a cientos de participantes sus objetivos y colectaron firmas de apoyo para seguir su movimiento.

Casualmente ese mismo día se realizó la Feria del Mole en la Placita Olvera y cientos de ciclistas hicieron una parada extra para pasar y ser jueces en la lucha de moles que se llevaba a cabo entre el estado de Puebla y de Oaxaca.

“Matamos dos pájaros de un tiro: participamos en CicLavía y ahora estamos comiendo un sabroso mole”, expresó Jorge Martínez, quien llegó con su hijo. “No podía haber estado mejor, la verdad me he divertido como nunca antes con mi hijo y ahora estoy comiendo como hace mucho tiempo no lo hacía.

Aaron Paley, fundador de CicLavía se mostró contento por la respuesta por la gente y dijo que al movimiento ciclista que continúa creciendo en Los Ángeles  ya no era casualidad.

Llegaron hasta bicicletas de dos piso al evento

“Sabíamos que había gran demanda de gente que quería tener la oportunidad de disfrutar  la ciudad sin auto y esta es la respuesta”, dijo  Paley, quien mencionó que ya se está buscando la forma que otras ciudades del condado participen para la siguiente edición que se espera sea el próximo año.

Comments

comments

One thought on “CicLavía, una experiencia en dos ruedas que gana terreno en LA

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *