Redescubrir a Cantinflas

Mario Moreno “Cantinflas”, un mexicano universal.

A los veinte años de la muerte de Mario Moreno, Cantinflas, rememoramos a un grandioso cómico. Mexicano universal, Cantinflas comparte gloria con Groucho Marx y Charles Chaplin.

 Veinte años después de la muerte de Mario Moreno, Cantinflas, mis memorias infantiles resurgen invadidas de sus películas que suponían un acontecimiento televisivo familiar. Debemos aprovechar el aniversario para redescubrir a este grandioso artista y cómico mexicano.

Compruebo ahora la grandeza de un Groucho Marx hermanado con un Charles Chaplin en su profunda ironía, sarcasmo y crítica revestida de humor sutil y punzante contra lo que oliese a poder establecido: política, religión, diferencias sociales, emigración y todo lo que se impone como norma en cualquier sociedad. Sátira social en su máxima expresión.

Su improvisación, elocuencia, dominio de la lengua, la capacidad de tergiversarla e incluso inventarla, la posibilidad de conversar por minutos sin llegar a decir nada concreto, la sublime retórica,  sirve para redescubrir a un nuevo  cómico, un gran artista que de niña simplemente me hacía reír con sus papeles de “peladito”, que incluía un curioso bigotillo.

Las conversaciones cinematográficas siempre comienzan con normalidad para terminar embrolladas de tal manera que el “peladito” Cantinflas puede con quien se le ponga por delante, desde un político, a un abogado, profesor, doctor, juez, agente de fronteras o mafioso. Y cuando desea hablar francés, para allá que se lanza, sin complejos y sin saber una palabra.

El éxito en México, en toda Latinoamérica y España no llegó en una primera instancia al mercado norteamericano dado que resultaba imposible traducir al inglés sus juegos de palabras. Sin embargo, Mario Moreno tuvo su tiempo de gloria en Hollywood contratado por Columbia Pictures.  Llegó a conseguir un Golden Globe en 1956, por La Vuelta al Mundo en 80 Días, en la categoría de mejor actor de musical o comedia.

Mario fue el sexto de ocho hijos y desde pequeño hizo de todo para ganarse el pan. Una vida que tiene diversas similitudes con el personaje Cantinflas y posiblemente sea su experiencia personal la que lo inspiró. El cómico se alistó en el ejército mexicano de telegrafista, exploró el boxeo, el baile y la acrobacia,  pasó por la carpa del circo y actuó en teatros antes de comenzar su ascendente carrera en el cine.

Mario Moreno, todo un personaje tanto o más interesante que su alter ego cinematográfico, Cantinflas.

Cantinflas cruzando la frontera entre México y USA

http://www.youtube.com/watch?v=Ab5OfEbPYwA

Discurso: si yo fuera diputado

http://www.youtube.com/watch?v=HydgmxyZQz8

Aprendiendo francés con Cantinflas

 

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *