Los propios indocumentados que trabajaron para Trump pagaron más impuestos que él

America’s Voice

No son los únicos: los inmigrantes indocumentados pagan $11,700 millones en impuestos anualmente

Washington, DC – Luego de darse a conocer anoche información sobre los impuestos de Donald Trump, una de las antiguas indocumentadas que él explotó recurrió a su cuenta de Twitter para mostrar sus propias contribuciones fiscales y subrayar el hecho de que los propios indocumentados que trabajaron para Trump pagaron más impuestos que él.

Sandra Díaz, quien era indocumentada cuando trabajó para Trump, subió a su cuenta de Twitter una foto de su forma W2 de uno de sus años trabajando en Bedminster y escribió:

“Cuando era una indocumentada que trabajaba para Trump pagué más impuestos en un mes o dos de los que él pagó en un año…Todos mis compañeros indocumentados que trabajaron para Trump pagaron impuestos y seguro social, y no recibieron beneficios. Está bien. Lo que no está bien es que nuestro jefe, Donald Trump, solo pagara $750 al año en impuestos…”

Los indocumentados que trabajaron para Trump no son los únicos. El Institute on Taxation and Economic Policy (ITEP) calculó en un reporte de 2017 que los inmigrantes indocumentados pagan $11,700 millones al año en impuestos. Lea este poderoso ensayo publicado en Vox.com, de Juan Escalante, un líder activista Dreamer y excompañero de America’s Voice, para tener otra perspectiva sobre los inmigrantes indocumentados y los impuestos.

Según Frank Sharry, Director Ejecutivo de America’s Voice:

“Como empleador, Donald Trump se ha dedicado durante años a explotar gente que claramente está más dispuesta a respetar la ley más que él. Como político, se ha dedicado a atacar a los inmigrantes calificándolos de vividores y ladrones. Pero obviamente Trump se ve reflejado en eso.  

Esto no solo nos recuerda la hipocresía de Trump, sino las contribuciones de los inmigrantes y su compromiso con un país que rechaza darles la ciudadanía. Esto es especialmente cierto durante esta pandemia, cuando los trabajadores inmigrantes están soportando desproporcionadamente un terrible precio mientras mantienen a nuestro país funcionando como ‘trabajadores esenciales’.

Los inmigrantes indocumentados —e incluso ciudadanos estadounidenses y sus familias— han sido excluidos sistemáticamente de los programas de atención a la salud y de recuperación económica aprobados para enfrentar la crisis de COVID-19 por la que están haciendo tanto a través de su trabajo, impuestos y sacrificio.

El pueblo estadounidense está reconociendo cada vez más esta verdad. Los ataques de Trump en contra de los inmigrantes han obligado a los estadounidenses a escoger. Tenemos que. Defendemos un Estados Unidos que da la bienvenida a los inmigrantes y reconoce formalmente a los indocumentados como los contribuyentes estadounidenses que ya son”.  

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *