AOC: el poder de la dignidad

María Luisa Arredondo.

María Luisa Arredondo*

Pocas veces me ha impactado tanto un discurso político como el que pronunció el pasado jueves la congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, en respuesta a los ofensivos y misóginos ataques del republicano de Florida, Ted Yoho.

El incidente tuvo lugar la semana pasada cuando Yoho abordó a Ocasio-Cortez en las escaleras del Capitolio para llamarla, entre otras cosas, “desagradable”, “loca” y “peligrosa” solamente porque ella se había atrevido a decir que la pobreza y el desempleo eran la causa del aumento del crimen en Nueva York.

Luego de relatar el hecho en la Cámara Baja, Ocasio-Cortez hizo una defensa admirable, no solamente de su caso, sino del de todas las mujeres que en algún momento hemos sido descalificadas por razones de género. “Este asunto no es sólo acerca de un incidente. Es cultural. Es una cultura de impunidad, de aceptar la violencia y el lenguaje violento contra las mujeres y toda la estructura de poder que la soporta”.

Alexandria Ocasio-Cortez. Foto: Facebook.

De paso, la congresista le dio a Yoho, quien presume de ser un hombre de familia, una lección invaluable de dignidad y decencia: “El tener una hija no hace a un hombre decente. El tener una esposa no hace a un hombre decente. El tratar a la gente con dignidad y respeto es lo que hace decente a un hombre”.

A raíz del lamentable episodio, Yoho tuvo que renunciar a la junta de Bread for the World, una organización cristiana que trabaja para combatir el hambre. El subdirector de comunicaciones estratégicas de esa agrupación, Chris Ford, dijo que las recientes acciones y palabras de Yoho no “reflejan los estándares éticos que se esperan de los miembros de la Junta Directiva”.

Yoho, efectivamente, no debería ser parte de ninguna institución que se precie de estar comprometida con la justicia social y la inclusión de las mujeres. Aunque ha dicho que no está interesado en reelegirse, su reprobable conducta ha opacado más la mala imagen que ya tienen muchos republicanos, empezando por el presidente Trump, en lo que se refiere al desdén con que tratan a las mujeres.

En contraste, la estrella de Ocasio-Cortez sigue en continuo ascenso. De ser prácticamente una desconocida hace dos años, hoy la congresista del Bronx y de Queens es la que, con excepción de Obama, tiene más influencia entre los demócratas para marcar los temas de conversación nacional. Sus seguidores en Twitter suman 7.8 millones, muy por encima de los 7.2 millones que tiene el candidato presidencial Joe Biden y de los 4.9 millones con que cuenta la dirigente de la mayoría en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

Desde que llegó al Congreso, Ocasio-Cortez ha demostrado que tiene un talento político natural para detectar el pulso de su comunidad. Es por eso que está al frente de temas tan sensibles como el cambio climático, la inmigración y la desigualdad social. Con su discurso para defenderse de Yoho, la joven congresista demostró ahora que también que es una gran defensora de las mujeres y una digna hija de sus padres.

*María Luisa Arredondo es la fundadora y directora ejecutiva de Latinocalifornia.com

 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *