El largo descenso

Aquel 16 de junio de 2015, Donald Trump bajaba por la escalera de su edificio en Nueva York para anunciar su candidatura presidencial. Foto: Tomada de internet.

Hace cinco años Trump descendía de su escalera para avivar las tensiones raciales; desde entonces, nunca ha dejado de hacerlo 

Por Frank Sharry*

Hace cinco años, el 16 de junio de 2015, Donald Trump descendía de su dorada escalera de la Torre Trump y lanzaba su campaña presidencial calumniando a los mexicanos al llamarles “violadores” y “delincuentes”.

Desde entonces, el largo descenso nunca ha terminado.

La xenofobia y la provocación racial que fueron fundamentales ese día son la fuerza que anima a Trump y al trumpismo. Es uno de los pocos puntos de consistencia a lo largo de su vida política y privada, así como de su paranoica permanencia en el cargo. Y, por supuesto, serán fundamentales para su estrategia de reelección, tal como lo informó Politico la semana pasada:

El presidente Donald Trump y sus principales asesores están planeando reacelerar su maquinaria de campaña en los próximos días con un enfoque agresivo en torno a los miedos de los votantes sobre delincuencia, China e inmigración…

Para colmo de males, Associated Press informa que la Casa Blanca está planeando una nueva estrategia para culpar del aumento en los casos de coronavirus a los inmigrantes y a los que viajan desde México.

Aunque nada de esto sorprende, la pregunta clave es: ¿aprovechará Trump el racismo y la xenofobia para ganar la reelección? Como evaluamos a detalle la semana pasada, en America’s Voice confiamos en que el racismo y la xenofobia de Trump le serán contraproducentes en 2020.

¿Por qué? De 2017 a 2019 al estrategia electoral de Trump y del Partido Republicano ha sido avivar la inconformidad racial contendiendo a base de xenofobia y provocación racial. Tal como lo documenta nuestro reciente informe, dicha estrategia ha fallado en su mayor parte. Mientras tanto, encuestas demuestran que el pueblo estadounidense ha evolucionado rápidamente en temas como la injusticia racial y la violencia policiaca, a la vez que se mantiene en su perdurable posición pro inmigrante (consulte una explicación más detallada aquí).

De acuerdo con Frank Sharry, Director Ejecutivo de America’s Voice: 

Hace cinco años, Trump empezó el largo descenso en su infame escalera. Nunca se ha detenido. El detestable viaje continúa hasta hoy. No hay fondo para su xenofobia y su racismo.

Desde entonces, ha llevado a cabo un implacable y cruel esfuerzo para mantener fuera y expulsar a inmigrantes y refugiados. Del Veto Musulmán y Africano, la separación de familias y la terminación de DACA y TPS, la adopción que hizo Trump del nativismo y la división racial es incompatible con los más recientes presidentes estadounidenses.

Es muy probable, entonces, que la elección de 2020 se convierta en algo parecido a un referéndum sobre el racismo y la xenofobia. ¿Los llamados de Trump a “la ley y el orden” y “deportar ‘bad hombres’” volverán a castigar a los demócratas otra vez? ¿O una mayoría de nosotros nos levantaremos contra esta estrategia de dividir para dominar, además de luchar por un Estados Unidos que amplíe libertad, justicia e igualdad para todos, independientemente de su origen? ¿Se hará justicia finalmente contra la infame y divisiva Estrategia del Sur?

Somos optimistas, pero también realistas. Sabemos cuán difícil es lograr igualdad para la gente de color marginada. Conocemos también la profundidad e intensidad de la resistencia al cambio primordial.

Pero si se escucha con atención, la historia nos está llamando.

*Frank Sharry es Director Ejecutivo de America’s Voice.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *