how to treat alopecia

Facebook
Twitter
Google +1
LinkedIn

Latinos contra latinos

|

12 de mayo, 2020

|
Latinos contra latinos
María Luisa Arredondo.

María Luisa Arredondo.

María Luisa Arredondo*

En los 31 años que tengo de vivir en Estados Unidos, una de las cosas que más trabajo me ha costado entender es por qué hay tantos latinos que, una vez que ya están bien establecidos en este país, les dan la espalda a los latinos recién llegados, especialmente si son indocumentados.

La paradoja es que, en muchos casos, son los primeros en aprovecharse de la mano de obra barata de quienes no tienen papeles. Los contratan sin ningún problema para hacer diferentes tipos de trabajo e incluso les confían el cuidado de sus niños y ancianos. Pero a la hora en que se requiere que les ofrezcan ayuda, se las niegan sin compasión alguna. Lo vimos en 1994, durante la campaña de la Proposición 187, cuando 23% de los votantes latinos apoyaron esa iniciativa que pretendía negar todos los beneficios públicos a los indocumentados, entre ellos los de educación y salud.

Y lo vemos ahora, cuando el mundo enfrenta la más grave crisis económica y sanitaria del último siglo por el brote del Covid-19. Como en los viejos tiempos, nuevamente ha salido a relucir la falta de solidaridad hacia los indocumentados por parte de los mismos latinos. El ejemplo más ilustrativo es el de dos republicanos que son candidatos a la Asamblea de California que interpusieron una demanda contra el gobernador Gavin Newsom porque anunció que destinaría 75 millones de dólares para apoyar a los trabajadores sin papeles afectados por la pandemia.

Jessica Martínez, concejala de Whittier, y el salvadoreño Ricardo Benítez presentaron la demanda para bloquear los fondos bajo el argumento de que las leyes de California y del gobierno federal prohíben los beneficios de desempleo a los indocumentados, pese a que éstos pagan impuestos.

La ola de críticas en contra de ambos no se hizo esperar. Las redes sociales se inundaron de ataques contra los dos y docenas se congregaron frente a la casa de Martínez para pedir su renuncia. Y no solo eso. Una magistrada en Los Ángeles negó la solicitud de bloquear los fondos.

Otra historia que causó gran indignación entre la comunidad latina fue el de Teresa Hernández, esposa de José Hernández, fundador del conocido grupo “Mariachi Sol de México” y dueño del restaurante de comida mexicana “Cielito Lindo” en Los Ángeles. Furiosa por la ayuda que recibirían los indocumentados por parte de Newsom, Teresa comentó en las redes sociales: “Si esto es cierto, me hierve la sangre”. En su opinión, el dinero debería ir a los negocios de California.

Miles de personas han acusado a los Hernández de traicionar a la comunidad mexicana y han llamado a boicotear su restaurante, un golpe del que difícilmente se podrán recuperar.

La moraleja es obvia: la mezquindad se paga cara. Al final del día se imponen la justicia y la solidaridad y la historia se encarga de poner a cada quien en su lugar. Ojalá lo entiendan así quienes han actuado de manera tan egoísta en contra de su propia gente.

*María Luisa Arredondo es fundadora y directora ejecutiva de Latinocalifornia.com

 

Comments

comments

Share This Article

Otras Notas

¿Quién necesita pintar un muro cuando miles de familias lloran a sus muertos?
¿Quién necesita pintar un muro cuando miles de familias lloran a sus muertos?
Dudas sobre el manejo de los fondos para el Covid-19
Dudas sobre el manejo de los fondos para el Covid-19
El coronavirus, entre un nuevo ‘contrato social’ o el reajuste profundo del sistema
El coronavirus, entre un nuevo ‘contrato social’ o el reajuste profundo del sistema

Conéctate con los columnistas