how to treat alopecia

Facebook
Twitter
Google +1
LinkedIn

Gobierno de facto de Bolivia “en el filo de la navaja”

|

06 de enero, 2020

|
Gobierno de facto de Bolivia “en el filo de la navaja”
La presidenta interina de Bolivia, Jeanine

La autoproclamada presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez. Foto tomada de internet.

Por Francisco Leal Díaz
Desde Santiago de Chile

En medio de tensas relaciones diplomáticas con México y España, y ante la mirada expectante de la comunidad internacional, el gobierno de facto de Bolivia definió la fecha para la elección presidencial, estipulada para el próximo 3 de mayo de 2020, según señaló Óscar Hassenteufel, vicepresidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE). El anuncio se hizo en la ciudad de Sucre durante un acto por el “Año Constitucional 2020”.

Tras esta esperada noticia —postergada más de lo previsto por la autoproclamada presidenta interina, Jeanine Áñez—, el funcionario boliviano se apresuró a precisar que “tanto Evo Morales como García Linera no podrán ser candidatos”. Precisión innecesaria, sin duda, conociendo la incómoda situación en que se encuentran ambos políticos bolivianos, hoy en el exilio en Argentina, después de un periplo que los llevó inicialmente a México, rescatados de territorio boliviano en una cinematográfica acción por un avión de la Fuerza Aérea de México, país que les concedió asilo político.

Irónicamente, el TSE fue elegido por la Asamblea Nacional que avaló el golpe de Estado que desalojó a Evo Morales del poder, el 10 de noviembre de 2019. Al día siguiente, el 11 de noviembre, un avión de la Fuerza Aérea Mexicana despegó desde Ciudad de México con la misión de rescatar a Evo, lo que irritó a la autoproclamada presidenta de Bolivia y a los sectores ultraconservadores que pretendían encarcelar a Morales, sin más trámite. El rescate fue espectacular, ante la negativa de sobrevolar el espacio aéreo de algunas naciones sudamericanas, así como negarles el reabastecimiento de combustible. La pericia diplomática de México logró, finalmente, rescatar a Evo Morales sano y salvo de territorio boliviano.

Trascendió en círculos políticos de Bolivia que el fantasma del Movimiento al Socialismo (MAS), partido político de Evo Morales creado en 1987, ha sido una verdadera pesadilla para la ultraderecha golpista, pues hasta hoy temen que se produzca una dispersión de votos que favorezca al MAS. El gobierno interino de facto estudia realizar próximamente una “cumbre de líderes políticos” tendiente a conformar un frente que contrarreste las fuerzas políticas del partido de Morales.

No obstante los devaneos electorales de la derecha boliviana para aferrarse al poder, emergen como nombres fijos para competir en las elecciones del próximo 3 de mayo, precisamente, Luis Fernando Camacho —promotor número uno del derrocamiento de Evo Morales—, empresario ultraconservador de Santa Cruz, quién recorrió el país con una biblia bajo el brazo despotricando contra el mandatario indígena; o sea, “a dios rogando y con el mazo dando”… El otro candidato fijo de la derecha es Marco Pumari, líder de comités cívicos de Potosí. Igualmente suena como candidato Carlos Mesa, rival de Evo Morales en la polémica elección presidencial del año pasado (2019), cuando intervino la Organización de Estados Americanos (OEA) cuyo Secretario General, Luis Almagro, hizo lo imposible para contribuir al desalojo del poder de Evo Morales.

LA ANTIDIPLOMACIA DE BOLIVIA

Ciertamente, la diplomacia no ha sido el fuerte del gobierno golpista de Bolivia. Jeanine Áñez ordenó un inusual asedio policial a la embajada de México en La Paz, donde permanecen al menos una decena de asilados políticos bolivianos partidarios del régimen de Morales. Esto ha sacado de quicio a la auto designada mandataria, quién además ha sostenido un absurdo pleito con diplomáticos españoles que acudieron a la sede de México y a quienes luego la policía boliviana impidió grotescamente su salida.

El jueves 26 de diciembre (2019), ante esta áspera tensión diplomática, México acudió a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) reclamando para que Bolivia respete su embajada y su residencia diplomática en La Paz, “cuya seguridad policial se ha multiplicado en los últimos días sin que las autoridades mexicanas lo hayan solicitado”. El asedio de fuerzas especiales, no obstante el reclamo oficial, aumentó.

Así, las últimas dos semanas de diciembre fueron particularmente tensas en las relaciones diplomáticas entre Bolivia y México. Pero el intenso asedio policial a la embajada mexicana no le bastó a Jeanine Áñez. El 30 de diciembre Bolivia declaró persona non grata a la embajadora de México en La Paz, María Teresa Mercado, y al cónsul de España, Álvaro Fernández, otorgando un plazo de 72 horas para que ambos diplomáticos abandonasen territorio boliviano. El Secretario de Relaciones Exteriores de México. Marcelo Ebrard, solicitó el “regreso inmediato” de la embajadora María Teresa Mercado “por su propia seguridad”.

En un comunicado emitido por Relaciones Exteriores, se especificó: “El Gobierno de México confirma que el actuar de nuestra embajadora, quién ingresó al Servicio Exterior Mexicano en 1982, y ha obtenido condecoraciones de naciones como Dinamarca y Países Bajos, siempre cumplió con los principios de política exterior consagrados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en el Derecho Internacional, por lo que considera que esta decisión es de carácter político”.

Este impasse diplomático aconteció el penúltimo día de diciembre de 2019. Pocos días antes, sin embargo, habían trascendido las irreverentes declaraciones de Jorge Tuto Quiroga, quién se permitió lanzar epítetos de grueso calibre contra el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y el canciller Marcelo Ebrard.

Gracias a los buenos oficios de un apreciado colega mexicano, Pedro Sol Lalande, llegó a mi escritorio de trabajo el vídeo completo de la insultante conferencia de prensa que otorgó en La Paz Jorge Tuto Quiroga, personaje siniestro de la política boliviana, obstinado ultraderechista con pretensiones de demócrata, surgido bajo el alero del dictador boliviano Hugo Banzer. Por cierto, su currículum oculta que ha sido procesado por corrupción, pese a presentarse como “defensor de la moral y la decencia pública”.

Jorge Tuto Quiroga ocupó la presidencia de Bolivia durante un año (2001 – 2002), sin la concurrencia del voto popular. Autodenominado “defensor de los Derechos Humanos”, impulsó un represivo plan antidrogas en El Chapare boliviano que significó, al menos, la muerte de 50 campesinos de la región.

Jorge Tuto Quiroga ha usufructuado persistentemente de su condición de “ex presidente” (por un año), arremetiendo con virulencia contra líderes de la izquierda latinoamericana. Históricamente ha atacado al líder indígena Evo Morales, quién lo derrotó en dos procesos electorales (2005 y 2014). Su mejor alero, sin embargo, ha sido la ultraderecha iberoamericana, al amparo ideológico de José María Aznar, en España; Álvaro Uribe, en Colombia; Felipe Calderón y Vicente Fox, en México, además de asumir como “vocero de corrientes anticastristas y antichavistas”. Este siniestro personaje, aliado de grupos ultraconservadores de Latinoamérica, aliado incondicional del actual Secretario General de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, vomitó insultantes palabras contra Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México.

“ESTE CÍNICO, SINVERGÜENZA, SE PASÓ DE BELLACO CON BOLIVIA”

Presentado ostentosamente como Delegado Presidencial en Defensa de la Democracia ante la Comunidad Internacional, Jorge Tuto Quiroga dijo contra AMLO, en lo medular, textualmente:

“Quiero responder al Presidente López Obrador y a México. Este cínico, sinvergüenza, se pasó de bellaco con Bolivia, porque ha confundido nuestro respeto, nuestra deferencia, con cobardía. Y es bueno que no se equivoque, que no venga a matonear a la segunda presidenta mujer de la historia de Bolivia, que está hecha de madera beniana, que ni se dobla ni se quiebra. Señor López Obrador, es hora de hablar claro: usted claramente está decidido a ser el padrino de los tiranos latinoamericanos… Usted es un cobarde matoncito, porque lo hemos visto pasar vergüenzas arrodillado ante Trump, que le pone exigencias, que lo obliga a deportar a centroamericanos, que le está metiendo inspectores laborales hasta el baño de su departamento… Y usted, arrodillado ante Trump, y vergonzosamente arrodillado ante Castro, en Cuba y ante Maduro, en Venezuela… Tan servil con los abusivos y los autoritarios, y tan matoncito y abusivo con Bolivia porque nos crees pequeñitos y crees que nos vamos a correr de tus amenazas. Y eres el padrino de tiranos, cobarde ante los gringos y los cubanos, y matoncito con Bolivia… Y eres el hombre más contradictorio que existe; tú y tu canciller Ebrard, que está en una candidatura prematura, buscando reconciliarse con los sectores de izquierda de México. Sabemos exactamente lo que pasa. Y este señor Ebrard está decidido a hacer campaña a costa de Bolivia. ¡Aquí nos va a encontrar!… Te voy a decir por qué eres contradictorio, señor López Obrador, a ver si mañana respondes una por una todas las preguntas que te voy a hacer. Primero: ¿Por qué violas las convenciones de asilo, tanto la de Montevideo, como las internacionales que señalan que un asilado —tú asilaste a Evo Morales—, no puede hacer declaraciones de corte político y menos llamar o instigar a actos de violencia, como Evo Morales lo hizo desde México, convocando a dejarnos sin gasolina y sin comida… Segundo, López Obrador, responde, si puedes, si tienes la valentía: ¿por qué violas la Doctrina Estrada de no injerencia, habiendo cometido la injerencia más grande que se ha visto de parte de un país hacia otro?… Tercera pregunta para tí, López Obrador, cobarde, matoncito: ¿Por qué tú estás apañando el narcotráfico? En México existe el narcotráfico; y los distribuidores más grandes de cocaína están en México, el Chapo Guzmán, el cartel de Sinaloa, Jalisco Nueva Generación… ¿Y de dónde viene la cocaína? De Sudamérica. ¿Y de dónde viene la principal cantidad de cocaína? De Evo Morales y de El Chapare, productor de cocaína durante 35 años, que la manda a Argentina, al Brasil y para allá… ¿Por qué cobijaste al narcotráfico? ¿No te da vergüenza?… Cuarta pregunta: ¿Por qué asilaste y cobijaste al fraude?; tú, López Obrador, que denunciaste que te habían hecho fraude el 2006 y el 2012?… ¡Nunca lo probaste! Aquí el fraude de Evo Morales está certificado por la OEA… Y tú cobijaste el fraude… ¿Por qué eres tan contradictorio?”…

Y así, suma y sigue. Jorge Tuto Quiroga demostró con estas vulgares palabras —“por la boca muere el pez”—, su calaña como político oportunista, demagogo, arrimado a la elite empresarial de Bolivia y de Latinoamérica. Los párrafos finales de la conferencia de marras son irreproducibles, cargados de odio, insidias, falsedades y tendenciosos argumentos destinados a dejar plenamente regocijados al sector ultraconservador, a la oligarquía golpista de su país y de Latinoamérica.

Por cierto, el Presidente de México ni siquiera se molestó en responder tales exabruptos, los cuales hemos dado a conocer casi in extenso, para una mejor comprensión de nuestros lectores. El Presidente López Obrador y el canciller Ebrard hicieron bien en no molestarse —ni inmutarse, por ahora— ante tales improperios y deslenguadas diatribas.

En tanto, Evo Morales desde la Argentina ha confirmado su visita a Chile el próximo 23 de enero para intervenir en el Foro Latinoamericano de Derechos Humanos, junto a su abogado defensor el ex juez español Baltasar Garzón, quién se hizo conocido mundialmente al emitir una orden internacional de arresto contra el dictador Augusto Pinochet, en Londres, lo que ocurrió la noche del 16 de octubre de 1998 en la London Clinic.

Ahora Evo Morales instalado en Buenos Aires, reúne fuerzas y prepara acciones futuras para contrarrestar los vítores de triunfo del gobierno de facto que encabeza Jeanine Áñez, quién sin duda durante estos agitados días de principios de enero, intenta gobernar aún “en el filo de la navaja”…

Por Francisco Leal Díaz

 

Comments

comments

Share This Article

Otras Notas

Piñera cae en las encuestas: sólo el 6% lo aprueba
Piñera cae en las encuestas: sólo el 6% lo aprueba
Tambores de guerra en medio del juicio político a Trump
Tambores de guerra en medio del juicio político a Trump
Feministas del mundo protestan con performance chilena “Un violador en tu camino”
Feministas del mundo protestan con performance chilena “Un violador en tu camino”

Conéctate con los columnistas