Feministas del mundo protestan con performance chilena “Un violador en tu camino”

 

En Turquía
En las calles de Ankara, la capital de Turquía, la policía reprimió con violencia a las mujeres que salieron a protestar. Foto tomada de Internet.

Por Francisco Leal Díaz

Desde Santiago de Chile

Jamás imaginaron las feministas chilenas del Colectivo Lastesis que su performance “Un violador en tu camino” irrumpiría, incluso, en Turquía. El exitoso estribillo de protesta femenina emergió también en las calles de Ankara (capital de Turquía), pero la policía antimotines reprimió con violencia a las osadas mujeres turcas.

Turquía —hay que mencionarlo—, es el único país del mundo que reprime con dureza a las feministas, incluso con amenazas de cárcel. El exitoso himno, que reclama justicia contra la violencia de género, irrumpió abruptamente en el Parlamento turco. La coreografía, réplica de la performance chilena, sacó de sus casillas al ministro del Interior turco. Y no es para menos: este país aún ostenta un exacerbado machismo. Tal realidad ha quedado en evidencia en Latinoamérica con la emisión de cuantiosas teleseries de origen turco que han invadido las estaciones televisivas de Chile, Argentina, Uruguay, Perú, Colombia, Brasil y México, e inclusive de Estados Unidos. Entre estas promocionadas telenovelas con contenidos machistas, destacan “Las mil y una noches”, “¿Qué culpa tiene Fatmagul?”, “Esposa joven”, “El pañuelo rojo”, “Amor prohibido” y “El sultán”… Todas, sin excepción, trasuntan un inusitado machismo. Aunque las historias están construidas con atinadas secuencias dramáticas, culminan indefectiblemente, en violencia de género.

El pasado domingo 8 de diciembre medio millar de feministas turcas emergieron en el paseo marítimo de Kandiköy, en Estambul, alzando la voz ante el alarmante número de femicidios registrados en Turquía. Sorprendentemente, el mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, ha mantenido una persistente mano dura contra estas expresiones callejeras. Las organizadoras de estas manifestaciones, representantes del movimiento “Paremos el Femicidio”, fueron reprimidas violentamente por la policía. Siete mujeres quedaron bajo arresto, aunque luego fueron liberadas pero con medidas cautelares: firma semanal en la comisaría correspondiente.

La Fiscalía, no obstante, anunció imputarlas por violar la Ley de Manifestaciones y por “ofensas” al Presidente y a las “instituciones del Estado”. Sin embargo, abogadas defensoras han tildado tales acusaciones de “absurdas”, alegando que la Constitución de Turquía permite las “manifestaciones sin previo aviso”. Además, tratados internacionales firmados por este país euroasiático amparan la “libertad de expresión”.

En caso de avanzar el proceso, arriesgan cinco años de cárcel. En tanto, un hombre que asesina a una mujer, recibe una condena de 24 años de presidio, aunque al cumplir dos tercios de su pena puede optar a la libertad. Esto es, para las feministas turcas, inaceptable. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), al menos el 40 por ciento de las mujeres turcas han padecido algún tipo de violencia, particularmente de sus parejas y ex parejas.

Estadísticas oficiales revelan que en 2018 fueron asesinadas en Turquía 440 mujeres. Y, en el presente año (2019), se han registrado 305 casos de femicidios. Sin duda, las manifestantes turcas tienen mucha razón para entonar el himno “Un violador en tu camino”, aunque Erdogán las amenace con meterlas a la cárcel.

 DRAMÁTICO PANORAMA EUROPEO

En otros países europeos el panorama —respecto de la violencia de género—, es igualmente inquietante. En Alemania, cada tercer día perece una mujer agredida, específicamente, por su pareja o ex pareja, según estadísticas oficiales. Se constata que, al menos, cada día se produce un intento de asesinato, donde el 85 por ciento de las víctimas son mujeres. Los registros señalan que en 2018 un total de 114 mil mujeres resultaron afectadas o involucradas en diversos atentados, que registraron abuso sexual, amenazas, prostitución forzada y privación de libertad.

La violencia de género en este país tiene una característica peculiar: los medios de comunicación rara vez hablan de “femicidio”. Los sectores machistas reclaman que es “un asunto privado”, pasando a ser la mujer “un objeto personal” del hombre. Recién, el 2015, la Oficina Federal de Investigación Criminal de Alemania (BKA), reglamentó un informe para precisar el concepto de “violencia de género”. No obstante, perdura la incertidumbre ante los numerosos casos no denunciados a las autoridades.

Lo cierto es que en Alemania, al menos, una de cada tres mujeres sufre algún tipo de agresión en su vida. Según reportes oficiales, “estadísticamente, las mujeres afectadas son más de 12 millones”.

BÉLGICA: CONTRA EL PATRIARCADO

En Bélgica, en tanto, las feministas igualmente han alzado la voz al ritmo del himno chileno “Un violador en tu camino”. El punto de encuentro ha sido la explanada cercana a la Gran Plaza de Bruselas. Protestan ácidamente contra el patriarcado “que va a caer”, y contra la desprotección de parte del Estado: “vivas nos queremos; el Estado no nos cuida”.

En el contexto de la violencia de género, a Bélgica se le considera un país rezagado, entre los 28 Estados de la Unión Europea (UE). Así lo advierte el Instituto Europeo para la Igualdad de Género. No existe el término “femicidio” jurídicamente en el Código Penal. Tampoco existe un registro del número de mujeres asesinadas bajo semejante figura legal. Lo anterior, pese a la existencia del Convenio del Consejo de Europa sobre Prevención y Lucha contra la Violencia hacia las Mujeres y la Violencia Doméstica, ratificado por Bélgica en 2016.

Ante la apatía oficial sobre el tema, organizaciones feministas independientes han elaborado sus propias estadísticas de los casos más relevantes, los que se han recogido en el blog Stop Feminicide. En esta plataforma digital han denunciado, por ejemplo, que en 2017 fueron asesinadas 41 mujeres; 37 el 2018; y en el presente año, 23 casos. No obstante, el blog duda de esta última cifra ante la imposibilidad de confirmar ciertos datos estrictamente oficiales.

 FRANCIA: HOSTIGAMIENTO SEXUAL

En Francia, las organizaciones feministas se quejan ostensiblemente del hostigamiento sexual, del que son objeto de manera cotidiana. Han alzado con fuerza la voz protestando contra la violencia machista y los brutales femicidios. El mayor número de casos registrados tiene su origen, principalmente, en las parejas y ex parejas. Datos oficiales revelan, al menos, 220 mil casos al año de mujeres víctimas de violencia sexual, física o psicológica. Ello proviene, principalmente, de sus parejas o ex parejas, configurando una dramática estadística que revela que cada tercer día perece una mujer en Francia. En 2018 se registraron 120 femicidios; en tanto, hasta noviembre del presente año, se constataba la cifra de 137 casos.

Respecto de índices de femicidios conyugales, Francia ostenta el mayor número entre los países europeos. En 2018, según la Dirección General de Informaciones Estadísticas de la Unión Europea, el 31,8 por ciento de los femicidios fueron provocados con armas de fuego; el 31,3 por ciento, con armas blancas; en tanto que un 7 por ciento de mujeres víctimas del machismo fallecieron a consecuencia de golpes.

La estadística señala, además, que en el 29,5 por ciento de los casos los asesinos estaban alcoholizados; y drogados en el 12,1 por ciento de los casos.

En sus reiteradas protestas, las feministas francesas reclaman por la apatía de las autoridades ante apremiantes denuncias de mujeres agredidas por sus parejas, o ex parejas. “Hay falta de atención y de tacto, además de gran indiferencia”, reclaman por casos de femicidios que pudieron haber sido atendidos a tiempo por las autoridades. Pero ello, fatalmente, no ocurrió.

 REINO UNIDO: VIOLENCIA EN EL HOGAR

Las feministas del Reino Unido también replicaron el estribillo de “Un violador en tu camino”. La performance ha sido replicada frente al Puente de Londres. En este país se han registrado en 2019 un total de 200 femicidios, cifra que anualmente se incrementa.

Según Women’s Aid, en 2017 fueron asesinadas 139 mujeres; el 36 por ciento pereció a manos de parejas o ex parejas; 30 de ellas fueron atacadas por desconocidos; y el resto, falleció debido a atentados terroristas. Se consigna, como un dato adicional, que el 7 por ciento de los casos recibieron “agresiones de sus propios hijos”. Se agrega en el reporte mencionado que el mayor número de femicidios en Gran Bretaña se han producido en Manchester, Londres y en West Midlands.

Se constata, además, que el 58 por ciento de los homicidas fue condenado a prisión; en tanto, el 25 por ciento de los acusados se declaró “no culpable” ante la Corte. El informe especifica que el 59 por ciento de los casos registrados fueron ejecutados en el hogar de la víctima; y que 66 mujeres fueron atacadas con arma blanca (cuchillos o machetes). Y la mitad de las víctimas perdieron la vida a manos de sus parejas o ex parejas.

En los reportes de Women’s Aid se certifica que desde el 2009 se han registrado en este país 1.245 femicidios. El balance final, sin duda, es dramático, pues el censo entre 2009 y 2017 concluye que “en el Reino Unido, cada tres días se cometió un femicidio”.

CUIDADO: UN VIOLADOR ACECHA…

En esta patética realidad ha irrumpido en Europa el himno de las feministas chilenas, “Un violador en tu camino”. Con la misma fuerza, la original performance ha sido replicada en Latinoamérica, donde las estadísticas de violencia de género son igualmente dramáticas, o tal vez, peores, tarea que abordaremos en un siguiente trabajo periodístico.

El desafío, además de doloroso, es portentoso y prioritario. Por lo pronto, nos permitimos advertir que se adopten urgentes y necesarias medidas de precaución. Cuidado: un violador acecha en el camino…

 

 

 

 

 

 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *