Atacan derechos políticos de mexicanos en EEUU

María Luisa Arredondo.
María Luisa Arredondo.

María Luisa Arredondo*

El Congreso de la Ciudad de México acaba de asestar un serio golpe a los derechos de los oriundos de esa entidad que viven en Estados Unidos al votar por la derogación de la figura de la Diputación Migrante, que permitiría que aspiraran a un cargo de representación política en su país de origen.

La votación para derogar esa figura jurídica, que es un derecho consagrado en la Constitución de la Ciudad de México, tuvo lugar el pasado 28 de noviembre, cuando 47 legisladores votaron a favor y solamente dos en contra. La iniciativa fue presentada por la diputada Leonor Gómez Olegui bajo los consabidos argumentos de que a los mexicanos en el exterior no les interesa lo que acontece en México porque viven en otro país y, por lo tanto, no cuentan con la debida preparación para desempeñar un cargo político en la tierra que los vio nacer.

Los hechos, sin embargo, contradicen estas afirmaciones. Los mexicanos en el extranjero permanecen no solamente en continuo contacto con sus familias y sus comunidades de origen sino que les ofrecen una ayuda económica que se ha vuelto indispensable. Hace tan solo unos días Banxico dio a conocer que en los primeros diez meses de este año México recibió 30,067 millones de dólares de sus residentes en el extranjero, lo que representa un aumento del 8.46% con respecto al mismo periodo de 2018.

El rechazo por parte de los legisladores a que los mexicanos en el exterior participen en la vida política de su país de origen no es nuevo. El derecho al voto en el extranjero se aprobó tras una larga y ardua batalla y ahora el derecho a ser votado atraviesa por una etapa de incertidumbre pues los esfuerzos para que haga realidad están plagados de obstáculos.

Para organizaciones como Fuerza Migrante, que  promueve una reforma ante el Instituto Nacional Electoral para que los mexicanos en Estados Unidos tengan representación en el Congreso Federal, la actuación de los legisladores de la Ciudad de México es un atentado contra los derechos humanos y políticos de la comunidad mexicana. La organización anunció que luchará para impedir que se concrete la eliminación de la Diputación Migrante y con ese fin viajó una delegación a la capital mexicana.

Los integrantes de Fuerza Migrante subrayaron que es paradójico que los legisladores de la Ciudad de México quieran restringir los derechos de sus compatriotas en Estados Unidos, cuando al mismo tiempo la administración Trump los ataca por todos los flancos.

Aunque por ahora la restricción afecta solo a los oriundos de la Ciudad de México, algunos activistas como David Herrera, que ha vivido en Estados Unidos por 40 años, no descartan que esa amenaza se extienda a todo el país. De concretarse, representaría un grave retroceso en la lucha que durante décadas han emprendido los mexicanos para que se les otorgue en el Congreso federal un lugar proporcional a las enormes contribuciones que hacen a la sociedad mexicana.

*María Luisa Arredondo es fundadora y directora ejecutiva de Latinocalifornia.com

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *