Los ganadores del Ucraniagate

María Luisa Arredondo.
María Luisa Arredondo.

María Luisa Arredondo*

A simple vista, se podría decir que el principal beneficiado del Ucraniagate, que ha derivado en el inicio de un proceso para enjuiciar políticamente a Donald Trump, es el exvicepresidente Joe Biden.

De todos los aspirantes demócratas a la presidencia, Biden es el que ha atraído más reflectores porque está en el centro del escándalo. Como ha quedado en evidencia tras las revelaciones de un informante de la CIA, Trump le pidió al presidente de Ucrania que investigara un supuesto acto de corrupción del hijo de Biden con el fin de enlodar al vicepresidente, quien por meses se ha mantenido a la delantera en la lucha por la nominación presidencial.

Pero, hasta donde sabemos, los ucranianos no encontraron que Biden o su hijo hubieran cometido acción ilegal alguna.

Biden ha aprovechado el momento para defender tanto su nombre como para catapultar sus aspiraciones presidenciales. Desde que estalló el escándalo, en todas sus apariciones públicas el vicepresidente ha subrayado que Trump decidió atacarlo porque él es quien tiene mayores probabilidades de derrotarlo. Al mismo tiempo, Biden ha insistido en que se enjuice políticamente a Trump por solicitar la ayuda de un gobierno extranjero para interferir en las elecciones de Estados Unidos. Y no solamente eso. Se sabe también que el presidente retuvo la asistencia militar que el Congreso había aprobado para Ucrania como medida de presión para que este país lo ayudara a manchar la reputación de Biden.

No todo, sin embargo, es favorable para el vicepresidente. Si bien casi todos los demócratas lo consideran una víctima de Trump, hay quienes ven con suspicacia que su hijo Hunter haya sido contratado por una compañía de gas ucraniana con un sueldo mensual de 50 mil dólares. Pese a que no es una acción ilegal, al menos si podría considerarse como un conflicto de interés, dado que la contratación se dio cuando Biden era vicepresidente.

Bajo esta óptica, la beneficiada directa de este embrollo podría ser la senadora Elizabeth Warren, quien sigue muy de cerca a Biden en las encuestas y ha enarbolado la batalla contra la corrupción como una de sus principales banderas. Warren es, además, una de las primeras candidatas demócratas que se pronunció por enjuiciar políticamente a Trump.

La otra potencial beneficiaria es la senadora Kamala Harris, cuya voz tiene gran autoridad en la materia gracias a su trayectoria como procuradora de California. Harris no solo ha pedido la destitución de Trump sino las cabezas de los implicados directamente en el Ucraniagate: el abogado Rudy Giuliani y el fiscal general, William Barr.

Aunque es claro que Trump cometió un grave delito al anteponer sus intereses personales a los de la nación, no hay certeza de que los demócratas vayan a tener éxito en su intento por destituirlo, dado que los republicanos se oponen férreamente a ello. Pero al menos, los demócratas tendrán la conciencia tranquila de que hicieron lo correcto y de que la historia pondrá a cada quien en el sitio que merece.

*María Luisa Arredondo es la fundadora y directora ejecutiva de Latinocalifornia.com

 

 

 

 

 

 

 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *