how to treat alopecia

Facebook
Twitter
Google +1
LinkedIn

Trump, en pie de guerra contra los indocumentados

|

16 de julio, 2019

|
Trump, en pie de guerra contra los indocumentados
María Luisa Arredondo.

María Luisa Arredondo.

María Luisa Arredondo

La amenaza no se concretó, pero funcionó. Las redadas y deportaciones masivas anunciadas de manera estridente por Donald Trump no se llevaron a cabo como se esperaba, pero cumplieron con el cometido de mantener aterrorizada a la población indocumentada.

En varias de las ciudades más importantes del país como Los Ángeles, Nueva York, San Francisco, Chicago, Miami y Houston, donde supuestamente a partir del pasado domingo se llevarían a cabo operativos a gran escala para deportar a miles de inmigrantes, hubo solo unos cuantos arrestos.

Pese a ello, Trump se mantuvo fiel a su guión. El lunes aseguró que las redadas habían sido todo un éxito pues se había logrado detener a miles de indocumentados. Como es su costumbre, ante las preguntas sobre la falta de reportes oficiales sobre los operativos, Trump contestó simplemente que no se habían difundido y afirmó que las redadas continuarán en los próximos días.

Esta es la segunda vez que Trump amenaza con deportar a “millones’ de indocumentados sin que esto se cumpla, lo cual es lo de menos. Lo importante es el propósito del anuncio: sembrar el temor entre los inmigrantes sin papeles para lucir bien ante su base de seguidores.

Trump está empeñado en hacer nuevamente de los indocumentados su chivo expiatorio para ganar la reelección en 2020. La fórmula le funcionó en 2016 y por ello ahora ha enfocado toda su energía en repetirla. Además de  anunciar las redadas, ha hecho hasta lo imposible por bloquear las peticiones de asilo, lo que ha contribuido a agravar la crisis humanitaria en la frontera con México, donde miles de familias con niños permanecen detenidas en condiciones infrahumanas.

No conforme con ello, su gobierno acaba de anunciar que cambiará las reglas de asilo para negárselo a quienes lo soliciten en la frontera sur, incluyendo a niños que viajen solos.  Las únicas excepciones serían víctimas de tráfico humano y personas a las que se negó protección en otro país.

La idea es que tanto México como Guatemala se conviertan en lo que se conoce como “tercer país seguro” para recibir a los migrantes. El problema, como todos sabemos, es que esos dos países distan mucho de poder ofrecer condiciones óptimas de seguridad y bienestar porque están plagados de violencia. Tanto el presidente de México como el de Guatemala se han opuesto radicalmente a esa designación.

Es de esperarse que la nueva regla de asilo propuesta por la Casa Blanca sea desafiada en las cortes por los defensores de los inmigrantes. Pero al igual que con las redadas, más allá del éxito que pueda tener Trump en implementarla, lo importante es el poderoso mensaje que envía a los migrantes, especialmente a los de Latinoamérica y África: “ustedes no son bienvenidos”.

*María Luisa Arredondo es la fundadora y directora ejecutiva de Latinocalifornia.com

 

 

 

 

Comments

comments

Columnista

Share This Article

Otras Notas

Hispanos ante la vorágine del odio
Hispanos ante la vorágine del odio
Mujeres contra la  violencia
Mujeres contra la violencia
Trump-Miller, la mancuerna del mal
Trump-Miller, la mancuerna del mal

Conéctate con los columnistas