how to treat alopecia

Facebook
Twitter
Google +1
LinkedIn

Los retos de Biden

|

21 de mayo, 2019

|
Los retos de Biden
María Luisa Arredondo.

María Luisa Arredondo.

María Luisa Arredondo*

Aunque faltan nueve meses para que empiecen las primarias en las que los demócratas deberán elegir entre una lista de al menos 23 aspirantes a su nominado a la presidencia, en términos prácticos la contienda ya se inició entre Donald Trump y Joe Biden.

El escenario de la primera batalla se ha dado en Pennsylvania, que ambos acaban de visitar porque será decisivo para conquistar la Casa Blanca. En 2016 los republicanos ganaron ese estado por un reducido margen, pero las más recientes encuestas indican que el mandatario cuenta solo con 42% de apoyo, en tanto que Biden disfruta del 53%. A nivel nacional, casi todos los sondeos le dan al exvicepresidente al menos ocho puntos más que a Trump.

Desde antes de iniciar sus intenciones de lanzarse al ruedo, Biden ha mantenido también una sólida ventaja entre quienes compiten por la nominación demócrata. En promedio, tiene 20 puntos más que el senador Bernie Sanders, quien está en segundo lugar, y casi 30 más que Elizabeth Warren, Kamala Harris y Pete Buttigie.

Son varias las razones que explican el hecho de que Biden vaya a la delantera. La más importante es que hasta ahora es percibido como el mejor preparado para ganarle a Trump, que es la meta principal de la mayoría de los demócratas. Biden tiene una trayectoria política que abarca 49 años, durante los que fue senador y vicepresidente en el gobierno de Obama. Este último cargo no solo le generó reconocimiento nacional sino enormes simpatías entre la comunidad afroamericana, algo que no han podido lograr ni Kamala Harris ni Cory Booker.

Biden se ha beneficiado, asimismo, de que Sanders y Warren se disputen el voto de los progresistas y de que se le perciba como un demócrata moderado.

La gran interrogante es si, dado que falta tanto para las primarias,  el exvicepresidente podrá mantenerse en el primer lugar. Una vez que empiecen los debates es de esperarse que salgan a relucir los errores que ha cometido, entre ellos el haber votado a favor de la guerra en Irak y el haber minimizado las acusaciones que le hizo Anita Hill al juez Clarence Thomas durante las audiencias para confirmar su nominación a la Suprema Corte. También emergerán, seguramente, las acusaciones de conducta inapropiada hacia varias mujeres y las interrogantes de lo que hará para atraer a los jóvenes y al ala izquierda del partido.

Si Biden logra salir airoso, tendrá que diseñar una estrategia muy cuidadosa para enfrentar a Trump, especialmente porque el buen estado de la economía opera a su favor. Biden ha dicho que, a diferencia del presidente, presentará una agenda para unificar al país, pero debe tener en cuenta que la polarización a la que hemos llegado no desaparecerá solamente con llamados al diálogo. Los republicanos han demostrado que no les importan las graves acusaciones que hay contra Trump  y  que están dispuestos a defenderlo hasta las últimas consecuencias.

Este panorama anticipa una batalla  ardua y complicada, especialmente en los temas relacionados con la migración, el aborto, el cambio climático, el seguro médico y la desregulación económica.

*María Luisa Arredondo es la fundadora y directora ejecutiva de Latinocalifornia.com

 

 

 

 

Comments

comments

Share This Article

Otras Notas

Mujeres contra la  violencia
Mujeres contra la violencia
Trump-Miller, la mancuerna del mal
Trump-Miller, la mancuerna del mal
Saña contra los migrantes
Saña contra los migrantes

Conéctate con los columnistas