how to treat alopecia

Facebook
Twitter
Google +1
LinkedIn

Por supuesto que Trump va a cerrar la frontera

|

03 de abril, 2019

|
Por supuesto que Trump va a cerrar la frontera
La amenaza de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, de cerrar la frontera con México podría causar más daño económico a su país que beneficio político para su gobierno, concuerdan analistas. Foto: Tomada de internet.

La amenaza de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, de cerrar la frontera con México podría causar más daño económico a su país que beneficio político para su gobierno, concuerdan analistas. Foto: Tomada de internet.

 

Frank Sharry*

Mitch McConnell (R-KY) está en contra. Negocios alrededor del país y en Texas no están de acuerdo. Agricultores también muestran su rechazo. El personal de la Casa Blanca está luchando por descarrilarlo o al menos minimizarlo. Algunos informes sugieren que el gobierno puede retroceder en su amenaza.

No lo crean. Trump va a cerrar la frontera. De alguna manera y pronto.

¿Por qué estamos tan seguros? Porque Trump no está interesado en soluciones mediante políticas públicas, lo que a él le interesa es reforzar su propia marca. No le interesa una estrategia múltiple que funcione, sino una consigna que se acomode a sus fines. No le interesa dimensionar un desafío complejo de manera inteligente, sino bajarlo de nivel para que pueda repetir su mantra ad nauseam. No está interesado en la acción del Congreso este año, sino en ganar la reelección el próximo año.

Trump ha sido claro: seguridad fronteriza vs. fronteras abiertas —como lo define él— será el tema central de su campaña en 2020. Él piensa que ganó en 2016 en gran medida por eso. Le gusta que ello le permita jugar el papel del tipo duro que demoniza a la gente morena. Piensa que es más inteligente que los políticos profesionales y que los expertos que dicen que eso es contraproducente. Y cree que por el hecho de insistir en ello, su dureza será recompensada con la victoria.

Permítannos recordar algo. Pocos pensaron que el envío de tropas a la frontera lograría algo y los líderes militares se opusieron, y sin embargo Trump siguió adelante con su rimbombante plan sin precedentes. Su obsesiva incitación racial contra las caravanas en el contexto de las elecciones de medio periodo de 2018 claramente perjudicaron al Partido Republicano más que ayudarlo, y no obstante llevó su xenofobia hasta el día de las elecciones y declaró victoria, a pesar de toda la evidencia de su derrota. Su letanía de “construir el muro” no fue solamente una consigna para sus mítines, sino que se convirtió en la base del más prolongado cierre de gobierno en la historia de Estados Unidos. La casi universal oposición republicana antes de que declarase una emergencia nacional por su muro fronterizo no lo detuvo de hacerse de fondos y de más poder. Y entonces la mayoría de los republicanos hicieron lo que casi siempre hacen: plegarse a sus órdenes.

Entonces, ¿qué hace a los observadores pensar que Trump solo está simulando cuando amenaza con cerrar la frontera? Por supuesto que es una terrible política pública, completamente ineficaz y desastrosa en términos económicos. Pero a él no le importan las consecuencias. Él quiere mítines de baja calaña en 2020 sobre cómo “Cerré la frontera”, inmediatamente después de que asegure “estamos construyendo el muro” y “enviamos a nuestras valientes tropas a la frontera” y que habríamos resuelto el problema, pero “los demócratas estؘán en favor de las fronteras abiertas y de la delincuencia”.

Es casi como si gran parte de los informes y comentarios fueran culpables de un error de categoría. La mayoría de los informes y análisis lidian con Trump y su gobierno como encargados de llevar a cabo políticas públicas. De hecho, es más preciso ver a Trump y a su equipo como unos estafadores empeñados en cerrar un gran acuerdo en 2020. No le importa mucho lo primero, a menos que tenga que ver con lo segundo.

De tal modo que nos dirigimos hacia allؘá. Trump va a encontrar la manera de cerrar la frontera. Eso será ampliamente criticado como una mala política pública. Y él disfrutará la historia como el precio a pagar para dar forma cínicamente al campo de batalla en 2020.

Preparémonos para un cierre de la frontera, amigos. Y estemos listos a escuchar “¡Ciérrala!” como consigna regular en sus mítines en 2020.

*Frank Sharry es Director Ejecutivo de America’s Voice

Comments

comments

Share This Article

Otras Notas

DACA pone a prueba los valores y la historia de una nación de inmigrantes
DACA pone a prueba los valores y la historia de una nación de inmigrantes
Certezas sobre DACA mientras se espera la respuesta de la Suprema Corte
Certezas sobre DACA mientras se espera la respuesta de la Suprema Corte
El momento de la verdad para DACA ante la Suprema Corte es también el momento de la verdad para el juez John Roberts
El momento de la verdad para DACA ante la Suprema Corte es también el momento de la verdad para el juez John Roberts

Conéctate con los columnistas