how to treat alopecia

Facebook
Twitter
Google +1
LinkedIn

Separación de familias: política aberrante

|

05 de marzo, 2019

|
Separación de familias: política aberrante

 

María Luisa Arredondo.

María Luisa Arredondo.

María Luisa Arredondo*

Una de las mayores aberraciones cometidas por la administración Trump ha sido la de separar a miles de niños y padres migrantes en la frontera entre México y Estados Unidos, en muchos casos para siempre. La crueldad de esa política provocó tantos ataques que el presidente se vio forzado a cancelarla desde el pasado junio. Esa acción se vio posteriormente reforzada por la prohibición de implementarla, ordenada por un juez federal en California.

Sin embargo, de manera inexplicable, la política sigue en vigor.

De acuerdo con informes del propio gobierno estadounidense y reportes del Texas Civil Rights Project, desde que se suspendió esa política, han tenido lugar por lo menos 245 separaciones de familias.

La revelación de estos datos ha encendido los focos rojos en el Congreso, ahora dominado por los demócratas. Este mes comenzó una serie de audiencias en las que se está cuestionando a los funcionarios de Trump sobre las razones que los han llevado a continuar con esta política que se suspendió por el enorme daño, a veces irreparable, que causa a los niños el ser separados de sus padres.

Lo que se ha visto, hasta ahora, es que el proceso mediante el que se determina la separación de las familias es totalmente arbitrario. Aunque está prohibido separar a los niños de sus progenitores, existe una excepción: cuando se determina que el padre es un criminal o representa un peligro para sus hijos.  Y la única persona que puede decidir si esta excepción se aplica es el agente de la Patrulla Fronteriza a cargo del caso.

Esta situación ha dado lugar a todo tipo de abusos e injusticias.En las audiencias ha salido a relucir  que algunos agentes han determinado de manera errónea que un padre tiene antecedentes criminales y por ello le han quitado a sus hijos. En otros casos el idioma es una barrera. El hecho de que no existan suficientes intérpretes en español o en lenguas indígenas ha provocado muchos malos entendidos y acusaciones falsas que han derivado en la separación de padres e hijos.

Lo más grave es que cuando se acusa erróneamente a un padre es muy difícil probar que se trata de una equivocación. Las familias a veces tardan meses en volver a reunirse y otras jamás lo logran. Como lo han dado a conocer numerosos reportes e investigaciones periodísticas, hay niños cuyo paradero final se ignora o bien se sabe que han sufrido maltrato y abuso por parte de las autoridades o a las personas encargadas de cuidarlos.

Debido al enorme sufrimiento que estos errores causan, especialmente a los niños, urge que se suspenda el procedimiento actual y que, en su lugar, se implemente un proceso justo que respete los derechos humanos de estas familias. El destino de miles de personas está en juego.

*María Luisa Arredondo es fundadora y directora ejecutiva de Latinocalifornia.com

 

 

 

Comments

comments

Share This Article

Otras Notas

Sobornar para acceder a la Universidad no garantiza el conocimiento, pero sí la deshonra
Sobornar para acceder a la Universidad no garantiza el conocimiento, pero sí la deshonra
Trump y los supremacistas blancos
Trump y los supremacistas blancos
Demócratas, el peligro está en Trump, no entre ustedes
Demócratas, el peligro está en Trump, no entre ustedes

Conéctate con los columnistas