La Cámara de Representantes cambia a manos demócratas

La Cámara Baja estadounidense vuelve al control de los demócratas, de acuerdo con los resultados de la elección de medio término del 6 de noviembre. Foto: Tomada de internet.
La Cámara Baja estadounidense vuelve al control de los demócratas, de acuerdo con los resultados de la elección de medio término del 6 de noviembre. Foto: Tomada de internet.

 

Frank Sharry*

Washington, D.C. – Hay un nuevo alguacil en el pueblo. Los estadounidenses han hablado y votado abrumadoramente en favor de que se le pidan cuentas a un presidente que ha ejercido con impunidad y a un partido político que lo ha encubierto.

Trump y el Partido Republicano cerraron la contienda con un argumento desesperado y peligroso. Avivaron el miedo e incitaron al pánico racial. Pero esta mezcla sin precedentes de deshonestidad y racismo no funcionó. De hecho, resultó contraproducente.

La xenofobia de Trump fue apoyada e instigada por el presidente de la Cámara Baja, el republicano Paul Ryan y su Súper PAC (Comité de Acción Política). Los anuncios fueron terribles, la motivación cínica y las repercusiones peligrosas. Pensamos que Ryan se portaría como un héroe estadounidense, pero le pone punto final a su carrera política disminuido y desacreditado.

Conseguimos lo que queríamos y necesitábamos. Nos unimos a la mayoría de los estadounidenses que acudieron a las urnas en cifras enormes para votar en contra del odio y del racismo, y a favor de una nación tolerante y hospitalaria.

*Frank Sharry es Director Ejecutivo de America’s Voice

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *