how to treat alopecia

Facebook
Twitter
Google +1
LinkedIn

La reticencia a denunciar el abuso sexual

|

24 de septiembre, 2018

|
La reticencia a denunciar el abuso sexual

 

María Luisa Arredondo.

María Luisa Arredondo.

María Luisa Arredondo*

Uno de los principales argumentos que han esgrimido tanto el presidente Trump como los senadores republicanos que ponen en duda las acusaciones de asalto sexual contra el nominado para la Suprema Corte, Brett Kavanaugh, es que si fueran ciertas, quienes lo acusan hubieran reportado el delito de manera inmediata.

Nada más alejado de la verdad. La mayoría de las víctimas de acoso o abuso sexual prefiere callar por las serias consecuencias que se derivan de ello. No solamente se exponen a que no les crean sino que las humillan, las culpan de lo ocurrido y finalmente destruyen su reputación y autoestima.

En el caso concreto de la profesora universitaria Christine Blasey Ford el haber tenido el valor de denunciar a Kavanaugh la ha colocado en una situación no solamente incómoda y desagradable sino peligrosa.

Aunque Ford ha recibido gran apoyo de sus familiares y amigos, de los demócratas y de muchas mujeres, también ha sido víctima de insultos y amenazas de muerte, al grado que se ha visto obligada a dejar su hogar.

Ford, por supuesto, sabía bien que si denunciaba a Savanaugh enfrentaría esta situación. Por eso no habló durante años. Cuando era adolescente no le confesó a sus padres lo ocurrido porque temía, según le dijo al Washington Post, que ellos le reprocharan el haber acudido a una fiesta donde corría el alcohol. Después trató de olvidar la experiencia, hasta que finalmente la nominación de Kavanaugh a la Suprema Corte la obligó a hablar para cumplir con un deber patriótico.

Los sentimientos de vergüenza, culpa y temor a las consecuencias y represalias son sumamente comunes entre quienes han experimentado acoso o abuso sexual. Es por ello que, según la Encuesta Nacional de Víctimas del Crimen del Departamento de Justicia, 2 de cada 3 casos de asalto sexual no se reportan.

A Trump y los republicanos que lo apoyan estas estadísticas los tienen sin cuidado. Lo único que les importa es lograr la nominación de Savanaugh cuanto antes y para ello no han dudado en descalificar a las mujeres que ahora lo acusan de conducta sexual inapropiada, aún antes de que testifiquen.

El caso, sin embargo, se complica cada vez más, especialmente por los nuevos alegatos de Deborah Ramírez, quien fue compañera de clases de Kavanaugh en Yale y lo acusa de haberle mostrado sus genitales. Está latente también la advertencia del abogado Michael Avenatti sobre nuevas denuncias.

La situación obliga a una investigación exhaustiva por parte del FBI y a que las mujeres que acusan a Kavanaugh sean escuchadas con respeto. Si los republicanos tratan de acelerar el proceso sin dar oído a estas denuncias, lo más seguro es que sufran un serio y merecido revés en las elecciones de noviembre.

*Fundadora y directora de Latinocalifornia.com

 

 

 

 

 

 

 

 

Comments

comments

Share This Article

Otras Notas

¿Sabrán los demócratas lo que está en juego en 2020?
¿Sabrán los demócratas lo que está en juego en 2020?
Ante la muralla invisible del racismo
Ante la muralla invisible del racismo
México, sometido a los caprichos de Trump
México, sometido a los caprichos de Trump

Conéctate con los columnistas